08-1kama_Festival-Globos-Segovia_KAM4731
A primera hora de la mañana del viernes, sábado y domingo, el horizonte se impregnó de globos de competición y de pasajeros participantes en el festival. / KAMARERO
Publicidad

Después de un gran fin de semana lleno de actividades y sin parar de escuchar a los segovianos hablando de los globos por las calles, el festival se despide de la ciudad en su primera edición con gran éxito. Cientas han sido las personas que han participado como pasajeros en los vuelos de la competición de aerostación, que sumadas a los miles de segovianos y turistas que han mantenido la vista fija en el cielo, han hecho que los globos sean los protagonistas del fin de semana en la ciudad.

Desde primera hora del viernes, los globos empezaron a elevarse para participar en la competición. Sin embargo, por la tarde no tuvieron tanta suerte, ya que el intenso viento les hizo permanecer en tierra. Ya el fin de semana, los globos comerciales se sumaron a los participantes en el festival, haciendo que el cielo de la ciudad se llenase de colores. Cuatro han sido las personas con problemas de movilidad que han podido elevarse en el globo accesible de la compañía Siempre en las Nubes, organizadora del festival, durante este fin de semana.

Sin duda, uno de los platos fuertes de la programación fue la Night Glow, celebrada el sábado por la noche en la zona de las Lastras. Un espectáculo de luces, con los globos cautivos iluminados por el fuego, al alcance de todo el público, quienes pudieron acercarse, admirar su funcionamiento, y charlar con los pilotos participantes en el campeonato. Alguno de los globos tuvo incluso posibilidad de alzarse en el aire, permitiendo contemplar unas vistas fabulosas con la Catedral y todo Segovia iluminada. Tampoco faltaron la comida y la bebida en la carpa habilitada para ello, haciendo de la noche del sábado la gran fiesta de los globos aerostáticos en la ciudad.

Durante la mañana de ayer, fue la Real Casa de la Moneda el escenario elegido para entregar los premios a los ganadores de las distintas pruebas del campeonato de aerostación. Cristian Biosca, gerente de Siempre en las Nubes, el director de competición, Paco Bercial, y la concejala de Deportes, Marian Rueda, fueron los encargados de entregar a los galardonados una bolsa con alimentos de la provincia de Segovia, y unas tallas de vidrio del Real Sitio de San Ildefonso para los tres primeros clasificados en la categoría general: Jorge Iglesias, Javier Tarno y Ángel Melero. La organización también quiso premiar la labor de los voluntarios que han ayudado durante todo el festival, así como del asturiano Germán Rodero, quien se llevó un galardón especial por su implicación.

Todos los galardonados coincidieron en la felicitación a la organización por este primer festival, que esperan que se repita los próximos años para poder volver a participar, así como en calificar a Segovia como una de las ciudades más bonitas en las que han volado. Su amplio abanico de monumentos, así como las vistas a la Sierra de Guadarrama desde la Ciudad Patrimonio, hacen que Segovia sea la ciudad española con más vuelos en globo a lo largo del año, así como uno de los 10 destinos mundiales favoritos para sobrevolar en estas aeronaves.

Finaliza una primera edición del festival con gran éxito y con un claro objetivo: que las personas con movilidad reducida pudieran participar en todas las actividades, tanto en el aire como en tierra, algo que se ha cumplido y seguirá siendo posible, con los vuelos en globo accesible que Siempre en las Nubes organiza cada fin de semana en Segovia.

Compartir