9_1-uva
Agustín García Matilla, Carmen Well Gómez y Juan Carlos Manrique en el acto de apertura del curso / NEREA LLORENTE
Publicidad

El atractivo de la oferta cultural y formativa del Programa Interuniversitario de la Experiencia logra conquistar a nuevos alumnos y enganchar a los que terminan los ciclos básicos, en distintos itinerarios. La aceptación del programa que promueve la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades y en Segovia se lleva a cabo con la colaboración de la Universidad de Valladolid ha vuelto a quedar de manifiesto en el registro de matrícula alcanzado en el curso 2018/2019 que ayer fue inaugurado.

En este curso se han matriculado en la sede de Segovia un total de 345 alumnos, 73 estudiantes de nuevo ingreso para el primer curso, 56 para el segundo, 41 para tercero y 175 para los cuatro itinerarios formativos propuestos: ‘Geografía, Historia y Arte’, ‘Ciencias de la Vida’, ‘Cultura, Ciencia y Sociedad’, y ‘Humanidades’. Las asignaturas obligatorias corresponden a las áreas de Historia, Psicología, Derecho y Literatura. La matrícula del presente año académico refleja un aumento en 21 alumnos respecto al curso pasado que contó con 324 estudiantes, una cifra que bate de nuevo récords y que confirma la tendencia ascendente de los últimos cursos.

En los últimos siete años se ha pasado de 180 alumnos a 346, lo que significa que el programa ha aumentado las expectativas de las personas de más de 55 años que son las que asisten. El coordinador del programa en la sede de Segovia, Juan Carlos Manrique Arribas, achaca parte del éxito “a la implicación del profesorado que ofrece sus conocimientos de una manera amena y profunda”.
Juan Carlos Manrique intervino en el acto de inauguración del curso en el que también participaron la gerente territorial de Servicios Sociales, Carmen Well Gómez, y el vicerrector del campus María Zambrano de la UVa, Agustín García Matilla, y que concluyó con un concierto de piano a cargo de Rodrigo de Luis, que interpretó música de bandas de cine y canciones populares.
La demanda de plazas alcanzada este año ha llevado a incorporar asignaturas y doblar grupos en las aulas del edificio Vicerrector Santiago Hidalgo, (antigua Escuela de Magisterio) donde continuarán desarrollándose las clases de lunes a jueves.

La Universidad de la Experiencia es una iniciativa financiada por la Junta de Castilla y León, que este año invierte casi un 20 % más que en el curso 2017-2018, alcanzando una cantidad de 217.000 euros, y realizada en colaboración con todas las Universidades públicas y privadas de la Comunidad. En el caso de la extensión del programa en Segovia colabora para su desarrollo la Universidad de Valladolid y para la extensión en Cuéllar, la IE University. En el marco de esta colaboración, las universidades facilitan el material de apoyo necesario para cada asignatura, profesorado cualificado, el acceso y utilización, como alumnos, de las instalaciones universitarias y, al final de la etapa formativa, emiten la correspondiente acreditación académica.
La Consejería de Familia e Igualdad de oportunidades ha ido incrementado el presupuesto para este programa en esta legislatura para mejorar en los contenidos y los planes de estudios y para ofrecer mayor número de horas, y más capacidad de elección para que cada persona puede elegir su itinerario según sus preferencias.

El curso pasado se elaboró un nuevo Plan de Estudios del programa, basado en los itinerarios y pionero en toda España, que dio un gran protagonismo al alumno en la elección de su currículo, hace posible una mayor especialización por contenidos temáticos e incrementa el número de horas que cursan los estudiantes. Ya en el curso actual se ha incrementado en cinco horas el horario de los itinerarios del Plan de Estudios, que consta de 80 horas al año, 40 de materias obligatorias y 40 de itinerarios a elegir.

Esta iniciativa de formación para las personas mayores se enmarca en los programas de envejecimiento activo de la Junta de Castilla y León, que pretenden dar a las personas mayores la posibilidad de acceder a la cultura y la ciencia como una fórmula de crecimiento personal. La presencia de las personas mayores en la Universidad proporciona una forma positiva y activa de vivir y de aprovechar el tiempo para dedicarlo a recordar, aprender y seguir creciendo. La cultura, la ciencia, la reflexión y el diálogo con los compañeros y el profesorado permiten tener la mente más despierta, facilitan las relaciones sociales y la satisfacción personal.

Un programa de largo recorrido

El Programa Interuniversitario de la Experiencia se inició en Salamanca en el año 1993, a través de un convenio de la Consejería de Sanidad y Bienestar Social de la Junta de Castilla y León y la Universidad Pontificia de Salamanca, y desde el curso 1998/1999 está implantado en todas las capitales de provincia de la Comunidad Autónoma. Desde el curso 2002/2003 participan en el desarrollo del mismo todas las universidades públicas y privadas de la región.

Este programa, dirigido a mayores de 55 años, pretende que estas personas continúen activas y les permite mantener su autonomía el mayor tiempo posible.