Imagen de una de las sesiones de formación en la que han participado los funcionarios. / El Adelantado
Publicidad

La Subdelegación del Gobierno ha organizado dos jornadas formativas para sus empleados públicos sobre aspectos relacionados con la violencia de género.

La jefa de la Unidad de Violencia sobre la Mujer, María Teresa Fuentetaja, ha sido la encarga de impartir ambas sesiones, que se han celebrado esta semana, la última esta mañana, en la Sala Multiusos de la Subdelegación.

La subdelegada del Gobierno, Lirio Martín, explicó que “el objetivo de estas jornadas es aportar formación e información suficiente, en este caso a los trabajadores de la Subdelegación del Gobierno, para que se detecte cualquier situación de violencia de género y se sepa cómo actuar y dónde dirigirse”.

Lirio Martín subrayó que “en la provincia de Segovia en el año pasado se registró casi una denuncia por violencia de género cada día, un total de 352”.

Durante las sesiones, la jefa de la Unidad contra la Violencia de Género ha explicado los servicios y recursos de los que dispone la unidad, la Administración General del Estado (AGE) y el resto de instituciones autonómicas, provinciales y locales, y la coordinación continua que mantiene con los cuerpos y fuerzas de seguridad.

Entre los asuntos, que destacó se encontró que “para hablar de violencia de género hay que hablar de desigualdad; su origen está en la desigualdad entre el hombre y la mujer”.

Diferenció entre “violencia de género”, contra la mujer por el hecho de serlo, de la “violencia doméstica”, el resto de violencia de parejas (mujer contra hombre, hombre contra hombre, mujer contra mujer) y familiar (entre hijos e hija contra sus madres y padres y al contrario).

Concluyó diciendo que los resultados esperados en la lucha contra la violencia del género son tres: “nadie tolere la violencia, nadie utilice la violencia y nadie la sufra”.