La vacunación antigripal es gratuita y voluntaria para las personas que así lo tienen recomendado. / KAMARERO
Publicidad

La “tradición” epidemiológica dice que en Segovia la gripe es más de los Reyes Magos que de Papá Noel y este invierno parece que se va a respetar. La epidemia gripal ha dejado pasar la Nochebuena tranquila a los segovianos y va a reservar sus fuerzas para el mes de enero. Las previsiones de la Consejería de Sanidad apuntan a que el primer pico de incidencia que supere el umbral epidémico llegará con el año 2019 ya estrenado. Esta situación permite seguir protegiendo a los ciudadanos con la vacuna, aunque ya se haya terminado la campaña específica antigripal.

De momento la incidencia es baja y según evalúa la Consejería de Sanidad en Castilla y León “no hay actividad gripal significativa”. A lo largo del mes de diciembre, tras la aparición de los primeros casos, incluso se han producido descensos que indican pérdida de presencia de la infección invernal.

El último informe emitido por la Dirección General de Salud Pública de Castilla y León, correspondiente a la semana 50, que va del 17 al 23 de diciembre, muestra una tasa de 29 casos por cada 100.000 habitantes, que aún son valores propios del periodo pre-epidémico (el umbral está en 50 casos). De acuerdo a los datos recogidos por la Red Centinela de la Gripe, las tasas más elevadas, siendo bajas, se observan en el grupo de población de bebés y niños de cero a cuatro años.

El año pasado en estas mismas fechas la tasa era de 82 casos por 100.000 habitantes y “ya llevábamos prácticamente tres semanas de epidemia”, recuerda el jefe del Servicio Territorial de Sanidad, César Montarelo Almarza quien achaca la responsabilidad de contener la circulación de los virus gripales a la presencia del sol que hasta ayer mismo ha lucido en Segovia y a las suaves temperaturas con las ha comenzado el invierno.

“Lo cierto es que en España ya hay epidemia en el País Vasco y en Cantabria — señala César Montarelo— y en el resto del país hay una distribución esporádica o nula del virus de la gripe”. Según los últimos datos de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica del Instituto de Salud Carlos III, la tasa global de incidencia de gripe asciende a 43,6 casos por 100.000 habitantes, si bien se sitúa aún por debajo del umbral basal establecido para la temporada 2018-19 (55,5 casos por 100.000 habitantes). En cuanto a la evolución por grupos de edad, se observa un ascenso significativo de las tasas en el grupo de 5 a 14 años,y las tasas más elevadas se observan en los grupos menores de 15 años.

El jefe del Servicio Territorial de Sanidad indica que en España “entre todos los virus aislados por red centinela desde el inicio de la temporada 2018-19 hasta el momento, el 100% son tipo A [64% A(H3N2) y 36% A(H1N1)pdm09 entre los subtipados”. De los casos graves hospitalizados confirmados de gripe (CGHCG) notificados hasta el momento, el 86% son virus de la gripe A [72% A(H1N1)pdm09 entre los subtipados] y el 14% B.

Vacunación

El responsable del Servicio de Sanidad en Segovia asegura que los ciudadanos “todavía pueden vacunarse”. A pesar de que la campaña de vacunación frente a la gripe terminó el día 14 de diciembre hay vacunas disponibles en los centros de salud y en el Servicio Territorial de Sanidad.

La posibilidad de prolongar las acciones de protección dependen en parte de de los termómetros. Si no se registran heladas y temperaturas bajas la gripe no tiene fuerza para expandirse y contagiar, y si no hay epidemia se puede seguir administrando la vacuna con tiempo suficiente para que alcance su máxima eficacia y el cuerpo pueda armar una inmunidad ante la influenza, de forma que cuando el frío anime la transmisión de la enfermedad encuentra más resistencia.
La campaña autonómica de vacunación frente a la gripe comenzó el día 23 de octubre, con una dotación de 38.000 unidades —26.000 corresponden a vacunas adyuvadas y 12.000, a las tetravalentes— para la provincia de Segovia.