La-Granja-Piscinas-
En 2017 se abrieron al público 118 piscinas, 95 de ellas al aire libre. / E. A.
Publicidad

Con el verano se multiplican las actividades al aire libre: baños, montañismo, rutas, deportes de aventura, campamentos… Hay opciones para todos los gustos y desde la Junta se intenta que se realicen de la manera más segura posible.

Para ello, la campaña de vigilancia, control e inspección de la Junta, incluida en el Plan Estival 2018, se amplía a las aguas de recreo de la provincia, zonas de baño censadas en ríos y lagos y en piscinas, ya sean éstas de titularidad pública o privada. Según explicó el delegado territorial, Javier López-Escobar, la provincia contará este año también con una única zona de baño de aguas superficiales autorizada, el embalse de Linares del Arroyo, en Maderuelo, y por ello “advertimos del riesgo que supone bañarse en aguas no autorizadas”, como el Pontón, ya que no pasan los controles establecidos. Este año se realizarán en el embalse de Linares del Arroyo unas 20 muestras de agua para determinar su aptitud para el baño.

Los controles llegan también a las piscinas. En 2017 se abrieron a los bañistas 118 piscinas públicas o privadas —95 al aire libre y 23 cubiertas—, en las que se realizaron inspecciones periódicas y analíticas continuas, apuntó López-Escobar. En concreto, se hicieron 687 inspecciones y 1.324 analíticas, y se detectaron 74 incumplimientos, según explicó el jefe del Servicio Territorial de Sanidad, César Montarelo, “la mayoría relacionados con el nivel de cloro o el PH del agua”, por lo que se solventaron de forma inmediata o en un plazo de entre 4 a 24 horas.

También se realizarán controles sanitarios de los campamentos que se desarrollan en la provincia, para vigilar la ubicación del campamento, el número de asistentes, las condiciones de elaboración de las comidas y las de piscinas y aguas de recreo, entre otros aspectos. En 2017, se realizaron 54 inspecciones de estas actividades al aire libre.

Dentro del objetivo de involucrar a la ciudadanía en la minimización de problemas relacionados con las elevadas temperaturas, desde la Junta recuerdan la importancia del autocuidado y de la adopción de medidas preventivas en relación con la exposición al sol y a otros agentes asociados a la naturaleza. Así, se incide en la necesidad de tomar el sol de forma moderada y controlada, con protección y evitando las horas centrales del día.

Cuidado con las picaduras de bichos y mordeduras de animales

Uno de los inconvenientes del buen tiempo y de las actividades al aire libre es que hay que ‘luchar’ contra los insectos, cuyas picaduras pueden llegar a ser peligrosas. Por ello, desde la Junta se recomienda vestir ropas adecuadas y usar repelente contra insectos.

Asimismo, en el caso de las garrapatas, estas no se deben arrancar del cuerpo, sino que hay que acudir al médico para su retirada y análisis para la detección de la posible presencia de patógenos.

César Montarelo, jefe del Servicio Territorial de Sanidad, explicó que el año pasado, desde el Servicio territorial de Sanidad se enviaron a analizar a Salamanca 52 garrapatas de Segovia, y en siete de ellas se detectaron patógenos capaces de producir zoonosis. En este sentido, señaló, “este a año va a ser de especial riesgo, por la frondosidad” vegetal, favorecida por las abundantes lluvias de la primavera. De hecho, añadió Montarelo, “este año ya hemos enviado a analizar 20 garrapatas”.

Los objetivos del análisis son identificar la especie de garrapata para conocer las enfermedades que puede transmitir y determinar si la garrapata se ha alimentado o no del portador, porque en caso de que lo haya hecho puede haberle transmitido alguna enfermedad. En este caso, se hacen pruebas para cuatro grupos de enfermedades de transmisión por garrapatas —Borrelia, Rickettsia, Erlichia y FHCC—. Posteriormente se comunica a los médicos de los centros de salud el resultado de los análisis para su seguimiento.

05-2-jabali

Hay que tener también cuidado con las mordeduras de animales. Según los datos aportados por Montarelo, en 2017 cuarenta personas fueron mordidas por perros en la provincia de Segovia. En todos los casos se hizo un seguimiento de los afectados ante el posible riesgo de transmisión de enfermedades y se dejó a los animales en cuarentena. También se hizo un seguimiento de otras once mordeduras de animales: siete de gato, una de mono, una de murciélago, una de jabalí y una de rata. Todos los casos terminaron sin incidencias.