Próximamente se tiene previsto que nazcan otras dos crías de bisonte, a la espera de algún otro posible alumbramiento. / E. A.
Publicidad

La noche del pasado sábado 13 de julio nació en la finca ‘Matarrosueros’ ubicada en el término municipal de El Cubillo la primera cría de bisonte europeo en la provincia de Segovia. Este paraje, junto con la finca de ‘Los Porretales’ son dos núcleos de bisontes ubicados más al sur del continente.

El dueño de la explotación de bisontes, Alberto Herranz, afirmó que la bisonta, a la que han bautizado Estrella, tuvo muy buena acogida en la manada desde el primer momento. Tanto es así, que el resto de bisontes la protegen y están pendientes de ella durante todo el día.

Además, confesó entre risas que el nuevo miembro de la finca «se hace querer y la manada la tiene como un juguete. Está todo el día correteando y se esconde rápido en el monte, pero es una auténtica monada».

En las próximas semanas esperan que al menos otras dos hembras paran , logrando así aumentar el número de bisontes presentes en Segovia. Aunque posiblemente tengan a lo largo de este año más nacimientos de bisontes, ya que el celo de los bisontes pasó hace poco.

La pequeña Estrella se suma a la manada de 10 bisontes, procedentes de una reserva de Polonia, que alberga esta finca segoviana, cuyo principal objetivo es recuperar la especie, que habitó la península tiempo atrás.

En este sentido, Alberto Herraz manifestó que la idea de crear una finca de estas características fue dar a conocer el entorno donde vive, se reproduce y se alimenta este animal.

De este modo, la explotación ganadera se inserta dentro de la iniciativa surgida de varias explotaciones ganaderas de la zona ‘Safari Ibérico Segovia’, con el fin de enriquecer a las personas que visitan este entorno y conocen de primera mano cómo es la vida en el campo. En estas visitas, también se puede disfrutar y conocer más sobre otras especies como caballos lusitanos, berrendas, limusinas, cárdenas, toros charoleses, de lidia, burros, ponies, jabalíes o cabras.

Dada la singularidad de este nacimiento, desde la finca manifestaron la intención de potenciar este fenómeno tan especial. Así, se podrán realizar excursiones en las que se podrá ver a las crías en su hábitat natural, además de poner en valor la riqueza medioambiental de la zona.

En definitiva, el bisonte europeo se ha posicionado en la actualidad como un auténtico reclamo turístico en nuestra provincia. Más aún cuando esta especie se encuentra en peligro de extinción y Segovia ha sabido recuperar su reproducción, logrando el nacimiento de su primera cría y a la espera de otros nuevos próximamente.