Plataforma Alvia de Santiago
Integrantes de la plataforma de víctimas del Alvia que se salió de la vía en Angrois (Santiago de Compostela). / EUROPA PRESS
Publicidad

La plataforma de víctimas del tren Alvia en el que murió un joven segoviano ha entregado esta semana un escrito en el juzgado que investiga la causa por el accidente de Angrois, en el que fallecieron otras 80 personas y 144 resultaron heridas, para pedir al instructor que cite a cargos de Renfe y Adif y a técnicos de la UTE (unión de temporal de empresas), así como para que reclame al administrador de infraestructuras ferroviarias informes “completos” que sirvieron para la puesta en servicio de la línea.

Al conocer que dos de estos documentos han sido aportados por Adif pero sin sus adjuntos —a los que tuvo acceso Europa Press—, la asociación que representa a los afectados por el siniestro ferroviario insta al juez a que requiera al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias “ambos informes completos con todos sus anexos y las diferentes actas”.

Tras las declaraciones de técnicos de Ineco en los juzgados, los portavoces de la plataforma constatan que “no solo no estaba el análisis completo de la línea Ourense-Santiago (…) sino que tampoco existe el informe de evaluación independiente del subsistema control, mando y señalización en el lugar del accidente, necesario normativamente para la puesta en servicio de la línea”.

Apuntan al peritaje del ingeniero César Mariñas, que en su día dijo que dicho procedimiento se basa en la emisión de un certificado de seguridad por parte de la Dirección de Seguridad en la Circulación, para lo que previamente la Dirección de Obra le entrega un dossier de seguridad y un informe de evaluación independiente.

Además, el letrado de los afectados pide también los contratos firmados entre Adif, Ineco y la UTE en relación a la línea que está siendo objeto de investigación y también reclama las actas de las reuniones entre Adif, Ineco y la UTE.

Las víctimas creen que se ha ocultado documentación, ya que la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF), que depende del Ministerio de Fomento y culpó exclusivamente al maquinista del convoy, apuntó expresamente que el evaluador independiente Ineco había supervisado el tramo previo a la curva, pero omitió que no lo hizo metros después, en el punto en el que ocurrió el siniestro.

Comisión de información

Por otro lado, fuentes de la plataforma y de En Marea —Grupo parlamentario de Unidos Podemos— acusan a PP y PSOE de retrasar la puesta en marcha de la comisión de investigación del Congreso sobre este accidente, a pesar de que su creación fue aprobada el pasado mes de septiembre, y de buscar para ella una Presidencia que favorezca su estrategia.

Compartir