6_1kama-crecida-rio
Crecida del Eresma en la zona de la carretera de Arévalo el pasado abril. / Kamarero
Publicidad

La llamada telefónica de un vecino el pasado domingo a la Policía Local advirtiendo de que el cauce del Eresma, aguas abajo de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR), era el de “un río negro y contaminado” ha motivado que la Patrulla Verde de este cuerpo municipal inicie una serie de investigaciones para averiguar lo ocurrido, aunque la concejala de Servicios, Paloma Maroto, descarta completamente una avería en los sistemas de depuración y señala que en todo caso se trata de algo puntual porque el agua baja normal desde el mismo lunes y las analíticas realizadas han dado un resultado negativo.

Maroto explicó que el alertante indicó a la Policía Local que había apreciado el citado cambio en el estado del río en la zona del puente de la carretera de Arévalo, a casi un kilómetro de distancia de la zona en la que la EDAR devuelve el agua tratada al cauce del Eresma.

Los agentes que se desplazaron al lugar apreciaron que efectivamente “el agua era de un color oscuro, un poco más negro de lo normal”, según la edil.

Cuando el informe llegó al Servicio municipal de Aguas el lunes, los técnicos municipales se pusieron en contacto con la responsable de la EDAR para descartar que el vertido se debiera a algún problema en su funcionamiento. Todas las muestras del agua tratada, incluidas las del domingo, han determinado que ésta es de alta calidad, según Maroto, y tampoco se ha producido un incremento en el volumen.

Como la distancia entre la zona en la que se apreció el color oscuro del río se encuentra a más de 900 metros de la EDAR, la concejala ha informado de que los agentes de la Patrulla Verde realizan inspecciones para intentar determinar el origen de este incidente “puntual”, así como un seguimiento del estado de las aguas del río, aunque tampoco es descartable que la causa fuera la tormenta y la intensa lluvia de la madrugada y mañana del domingo.

La Guardería Forestal de la Junta de Castilla y León no tiene constancia de ningún vertido, según indicaron fuentes de la Delegación Territorial.