7_1kama-accidente-via-roma
El autobús se puso en movimiento sin conductora y colisionó con un vehículo aparcado en Vía Roma, que al desplazarse originó un choque en cadena. / KAMARERO
Publicidad

Toda la oposición municipal reclama al equipo de Gobierno garantías para los usuarios y conductores de los autobuses urbanos después de las informaciones que desde el propio colectivo de empleados de la empresa concesionaria de este servicio público se han trasladado a la opinión pública a raíz del accidente que registró uno de los vehículos el 14 de agosto en Vía Roma, con un total de cinco peatones heridos, a los que hay que sumar la propia conductora, con molestias y una crisis de ansiedad.

Representantes de los cuatro grupos políticos de la corporación, salvo del Grupo Socialista; es decir, del Partido Popular, Ciudadanos, Centrados en Segovia e Izquierda Unida, han mantenido una reunión de más de una hora en el Ayuntamiento con una comisión formada por miembros del Comité de Empresa de Urbanos de Segovia y conductores de este servicio público.

Aunque tanto fuentes municipales como de los conductores han informado de que los cuatro grupos de la oposición están consensuando una posición común, sí ha trascendido que ambas partes no quieren adelantar conclusiones ni precipitarse apuntando las posibles causas del accidente, “algo que sí ha hecho la propia alcaldesa”, según ha señalado un portavoz del citado comité de empresa.

Comisión

Desde el PP, principal grupo de la oposición, la viceportavoz Azucena Suárez, ha comentado a El Adelantado que las formaciones barajan la solicitud de una comisión extraordinaria para trabajar “sin carnés políticos” en la adopción de medidas “que garanticen la seguridad al cien por cien” de los ciudadanos que utilizan el transporte público y la dignidad de este servicio que, a juicio de los populares, está deteriorado y, en vista del retraso en la licitación del nuevo contrato y por tanto de la renovación de la flota de autobuses, consideran necesario un mayor control del mantenimiento de los vehículos.

Se trata de una reclamación que no es nueva y, por ejemplo, el PP incluyó en una propuesta de mejora de este servicio de transporte hace casi dos años, en septiembre de 2016. En ese momento ya apuntó deficiencias y solicitó mejoras para garantizar el mantenimiento mecánico de los autobuses y la limpieza de los mismos.

A juicio de Suárez, las situaciones denunciadas por el comité de empresa de la adjudicataria ponen de manifiesto que “no se está haciendo un adecuado seguimiento del cumplimiento del contrato” y el PP ve una responsabilidad política al margen de que el control directo lo hagan técnicos, porque el cargo político tiene que asegurarse de que se ofrece un buen servicio.

En la reunión con los conductores estos respondieron con detalle a preguntas sobre el sistema de seguridad que impide que se abra la portezuela de su habitáculo en el autobús cuando el freno de mano no está echado. En cualquier caso tanto la oposición como los empleados prefieren esperar a que concluya la investigación que realiza la Policía Local antes de adelantar las causas.

Reunión con la alcaldesa

Por otra parte, el comité de empresa de Urbanos de Segovia ha solicitado una entrevista con la alcaldesa que no podrá realizarse hasta la semana que viene ya que está fuera de la ciudad desde el día 17 y hasta las 20 horas del próximo viernes.