4_1nerea-lirio-martin
La nueva subdelegada del Gobierno utilizó la fórmula de la promesa sobre la Constitución, ante el secretario de la Delegación del Gobierno. / nerea llorente
Publicidad

La nueva subdelegada del Gobierno en Segovia, Lirio Martín García, se marcó como objetivos de su nuevo trabajo, el potenciar la actividad económica y empresarial, luchar contra la despoblación, y atajar la violencia machista.

Así lo dijo durante su discurso de toma de posesión, donde estuvo arropada por representantes de numerosas instituciones, por sus familiares, compañeros de trabajo en el Campus María Zambrano, y miembros y representantes del PSOE. También participó en el acto su antecesora en el cargo, Pilar Sanz, quien continuará trabajando en la Subdelegación del Gobierno, donde ha permanecido los últimos seis años.

Lirio Martín, licenciada en Derecho y profesora de la Universidad de Valladolid, mostró su apego por la provincia donde nació. Aseguró que Segovia es “una gran provincia, es una gran tierra, ubicada en un punto estratégico y con excelentes vías de comunicación viaria y ferroviaria”. Por ello estimó que tiene una gran capacidad innovadora y de desarrollo. “Es preciso potenciar la actividad económica y empresarial, lo que aportará empleo de calidad y asentará población”, dijo.

En cambio lamentó la despoblación que sufre y el envejecimiento que la caracteriza. Así, apostó por luchar para que “nuestros jóvenes no se vayan; atraer a juventud es otro gran reto que hay que asumir en un corto plazo de tiempo”.

No fue ese su único propósito, también se marcó la mejora de las condiciones de vida para aquellas personas “que requieran una particular atención debido a las circunstancias que atraviesan, es el caso de las víctimas de agresiones sexuales, de la violencia machista, ejercida tanto sobre las mujeres como sobre sus hijos, o los migrantes”. Así criticó las políticas internacionales y de la UE que, según dijo, “carecen de efectividad práctica, convirtiéndose en una mera declaración de intenciones”.

Para lograr estos objetivos anunció “una relación constante y cercana con los servicios y unidades de la Administración General del Estado en esta provincia; y especialmente con las fuerzas y cuerpos de seguridad, que velan sin descanso para garantizar nuestra calidad de vida, en materias tan relevantes como son los delitos relacionados con el narcotráfico, la seguridad vial, o la violencia sexista”.

Reconoció que no faltan dificultades para llevar a cabo todos sus objetivos. Entre las primeras citó “ciertos retos territoriales”, el “paro, la despoblación, serios problemas en la sanidad, educación, en los servicios más básicos”, pero confió en el nuevo Gobierno de España “para paliar estos problemas”. “Que nadie lo dude. Somos optimistas a la par que responsables: tenemos un proyecto de Gobierno para dar respuesta a estas dificultades. Y nuestra capacidad de trabajo no quedará en entredicho”, añadió.

Prometió mantener abiertas las puertas de la Subdelegación a todos los segovianos, y trabajar desde el diálogo y el entendimiento con el resto de instituciones.

La nueva subdelegada, la quinta mujer que ocupa este puesto, recordó que el actual Gobierno es el primero en el que hay más mujeres que hombres, “algo insólito hasta ahora, que ha supuesto un antes y un después”. “Es un reconocimiento a la labor, capacitación y esfuerzo a la mitad de la población, un 49,8 por ciento en la provincia”, a diferencia del resto de la región. Finalizó su intervención con emocionadas palabras para su familia, presente en el acto.

Especialista del Derecho

La nueva subdelegada del Gobierno, Lirio Martín García, es natural de Segovia, donde nació en 1970. Licenciada y dotora por la UCM en Derecho. Hasta ahora ejercicía de profesora titular de Derecho Civil en el Campus María Zambrano de la Universidad de Valladolid en estudios de Grado y Máster. Especialista en Derecho de la Publicidad, Derecho de los Consumidores y protección de menores, fue miembro de la Junta de la Facultad. Además entre 2011 y 2015 fue concejala de Patrimonio Municipal y Educación.

Saludos y respetos

La presencia de los representantes de todas las instituciones civiles y militares segovianas marcó la ceremonia y el primer día de Lirio Martín como subdelegada del Gobierno en Segovia.

La nueva representante gubernativa estuvo apoyada especialmente por su familia, tanto por sus padres, como su marido y sus tres hijos, que no paraban de grabar con sus dispositivos móviles. Era la primera intervención pública de Lirio Martín, quien demostró su capacidad de hablar en público que la había deparado su etapa como concejala entre 2011 y 2015 con Pedro Arahuetes como alcalde, quien no estuvo en el acto.

Sí asistió la actual regidora, Clara Luquero, y diversos alcaldes y concejales de la provincia, salvo reducida excepción la mayoría del PSOE, algunos tambien en condición de procuradores regionales, como Ana María Agudíez, que ahora ocupa el cargo de portavoz de Sanidad del grupo socialista en las Cortes, tras los cambios producidos en el equipo parlamentario regional motivados por el nombramiento de Virginia Barcones como delegada del Gobierno.

Del arco parlamentario nacional asistió el que fuera en su día subdelegado, Juan Luis Gordo, que no dudó en mostrar a la nueva subdelegada cómo actuar protocolariamente en la primera recepción a la delegada del Gobierno.

Los representantes de todas las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado no faltaron, tanto el teniente coronel de la Guardia Civil como el Comisario Jefe de la Policía Nacional, o el responsable de la Policía Local de Segovia. Los representantes de las fuerzas armadas acudieron puntualmente, y para todos ellos tuvo palabras de agradecimiento su nueva autoridad.

Los agentes económicos fueron saludados por la subdelegada: el presidente de la Cámara de Comercio, el de la FES, y los representantes de los sindicatos mayoritarios. Junto a los representantes de la Universidad de Valladolid estuvo también el secretario del Servicio Territorial de la Junta. El mundo de la Justicia participó de la mano del presidente de la Audiencia Provincial, y el decano del Colegio de Abogados.

Igualmente asistieron representantes de varias asociaciones y organizaciones sociales de la provincia, que se agolparon al finalizar el acto de toma de posesión para presentarse y saludar a la nueva inquilina de la Plaza de Adolfo Suárez, antes denominada Plaza del Seminario.