El campanario, visita obligada./KAMARERO
Publicidad

La Catedral de noche es otra. La elegancia de la vieja dama se viste al caer el sol con las luces y las sombras en sus capillas y se adorna con el mágico reflejo de sus hermosas vidrieras en las cúpulas y pechinas de su magnífica planta, ofreciendo un aspecto que realza su espectacular gótico tardío y pone en valor su valiosa arquitectura.

Para mostrar su belleza vespertina y nocturna, el Cabildo Catedral ha decidido ofrecer al público la posibilidad de visitar el templo por la noche en una atractiva propuesta que desde este fin de semana y hasta septiembre permitirá acceder a la Seo los viernes, sábados y domingos a las 21,30 horas.

Al igual que en las visitas guiadas diarias, el recorrido contempla el acceso a la torre, que  ofrece desde su particular atalaya de 88 metros de altura una privilegiada visión nocturna de Segovia, en la que la iluminación de los monumentos y de las calles  permite descubrir aspectos que se salen de la realidad cotidiana de la ciudad.

La primera visita tuvo como anfitrión de excepción al deán del Cabildo Catedral, Ángel García Rivilla, que se dirigió a los primeros visitantes para significar la intención de la institución que preside de poner en valor el legado cultural y religioso que atesora a través de este tipo de iniciativas. Su importancia queda subrayada por la presencia de la concejala de Patrimonio y Turismo Claudia de Santos, quien puso de manifiesto el interés que puede suponer para la fidelización de las pernoctaciones en Segovia.

El itinerario siguió las mismas paradas que la visita guiada diaria –Sala del Audiovisual, Casa del Campanero, Sala del Reloj– pero reforzando en tiempo y explicación el último nivel: el Campanario. En este caso, el guía de la Catedral José María Rubio fue el encargado de ofrecer una didáctica y completa explicación de la historia del monumento.

Desde los 47 metros del cuerpo de campanas, los visitantes agotaron la memoria de sus cámaras y teléfonos móviles para fotografiar el atardecer y anochecer desde este mirador privilegiado y con una Segovia engalanada por sus luces.

Tras el recorrido por la torre, y como novedad, las capillas y naves del interior del templo quedaron iluminadas en su totalidad para disfrutar visualmente de esta

En cuanto a las tarifas, el importe general de la entrada es 10€, con descuento hasta 7€ para los estudiantes -menores de  25 años- y familias numerosas. Los menores de 6 años no pagarán entrada. Los tickets pueden ya adquirirse online en la web de la Catedral de Segovia http://catedralsegovia.es o en la taquilla de acceso del templo.