La nieve apareció ya ayer tímidamente en la capital en las primeras horas del día. / KAMARERO
Publicidad

Casi un mes después de la llegada del invierno, la estación exhibirá en las próximas 48 horas sus más conocidas cartas credenciales en la provincia en forma de precipitaciones de nieve y bajas temperaturas, cuya llegada pone en alerta a los distintos servicios de vialidad de las administraciones públicas y privadas.

La Agencia de Protección Civil de la Junta de Castilla y León ha informado de la alta posibilidad de nevadas este martes en la totalidad del territorio de Segovia, donde durante la jornada de este martes se espera un descenso en la cota de nieve, que se situará entre los 600-900 metros en el este y 700-1000 metros en el resto, acompañado de un descenso en las temperaturas.

La probabilidad de nevadas será media-alta en los principales sistemas montañosos de Castilla y León, y media en zonas de meseta.

En la provincia, se prevén acumulaciones de hasta 10 centímetros este martes, y de hasta 3 centímetros en la meseta. En ambos casos comenzarán a primera hora de la mañana por encima de los 800 metros y se pueden mantener durante el miércoles pero ya en zonas de montaña.

En términos generales, la cota de nieve comenzará a subir mañana miércoles a lo largo del día hasta quedarse entre los 1.400 y los 1.700 metros, pero el jueves podría bajar de nuevo hasta entre 300 y 600 metros.

Autopistas, compañía del Grupo Abertis, ha activado el dispositivo de seguridad vial en las tres autopistas que atraviesan la provincia –AP-6, AP-61 y AP-51 para hacer frente a posibles nevadas.

El operativo cuenta con cuatro bases de vialidad en las que trabjarán cerca de un centenar de profesionales y 36 máquinas quitanieves, que iniciaron en la tarde de ayer los trabajos de prevención.

Asimismo, los paneles informativos de las autopistas irán actualizando información sobre el estado de las vías en tiempo real, al igual que en el resto de canales informativos de la empresa.