Nieve-Segovia-AVE-AP61-Cortada_KAM5944
La AP-61 fue una de las carreteras que registró incidencias durante buena parte de la jornada. / KAMARERO
Publicidad

Este es el último fin de semana del invierno y se va a despedir la estación tal y como comenzó, con nieve. Durante el día de hoy, los copos blancos han vueltoa cubrir la ciudad y buena parte de la provincia, con acumulaciones distintas, ya que en la capital apenas nevó durante unas horas y no cuajó; pero en algunos puntos de la provincia volvieron a registrarse incidentes, sobre todo en las carreteras, debido a las fuertes precipitaciones y la acumulación de nieve.

Los problemas se registraron, sobre todo, por la mañana. Así, la Dirección General de Tráfico comenzaba el día prohibiendo la circulación de camiones en la en la AP-51 en Villacastín, en la N-VI en San Rafael, la AP-6 en El Espinar, en la N-110 y en la N-603, además de en otros puntos de Castilla y León, sobre todo en las provincias de Ávila y Salamanca.

Asimismo, las condiciones meteorológicas adversas obligaron a embolsar camiones en la N-VI y en la AP-6, ambas en Villacastín y en la AP-61, tanto en Segovia capital como en el término municipal de San Rafael.

Ya a primera hora, y en previsión de que la acumulación de nieve alcanzara varios centímetros en diversos puntos, la delegada del Gobierno en Castilla y León, María José Salgueiro, activó la fase de alerta del protocolo de coordinación de actuaciones ante situaciones meteorológicas extremas que puedan afectar a la Red de Carreteras del Estado en las provincias de Segovia, Ávila, Burgos, Palencia (Cordillera Cantábrica), Salamanca (Sistema Central y Meseta) y Soria. La alerta activada ayer se prolongará “hasta nuevo aviso”.

LA CAPITAL Por lo que respecta a Segovia capital, nevó por la mañana y desde el primer momento el Ayuntamiento comenzó a realizar el tratamiento preventivo en las calles, con cuatro máquinas grandes y una pick-up. Asimismo, el resto de la maquinaria municipal estaba preparada para actuar en el caso de que se acumulara una capa de nieve suficiente, explicó la alcaldesa, Clara Luquero, aunque finalmente no fue necesario.

“Pensemos que este episodio no ha sido serio, pero las precisiones dicen que habrá un segundo episodio en la madrugada del domingo al lunes que realmente es cuando más se complica la movilidad, porque el lunes la gente tiene que ir a trabajar, los niños al colegio… y hay que tenerlo todo preparado”, añadió la regidora.

El Eresma recupera la normalidad

Desde la Confederación Hidrográfica del Duero informaron ayer de que el caudal del río Eresma ha ido disminuyendo en las últimas horas a la altura de la estación de Coca, recobrando la normalidad, después de que el viernes permaneciera en alarma varias horas por la crecida de su afluente Voltoya.