quitanieves-diputacion
Las máquinas quitanieves de la Diputación estuvieron trabajando durante la madrugada en la provincia. / EL ADELANTADO
Publicidad

El tiempo dará mañana una tregua a la provincia, tras tres días seguidos de nieve y lluvias intensas, que han provocado diversas incidencias en las carreteras de la provincia. Así, mañana ya no se esperan precipitaciones en forma de nieve en la provincia —la cota subirá hasta los 1.500 metros a lo largo del día—, aunque seguirá lloviendo. Además, las temperaturas, según las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), subirán ligeramente.

Sin embargo, durante la jornada de hoy han vuelto a registrarse incidencias en las carreteas segovianas, causadas por las nevadas, sobre todo de madrugada y por la mañana. Por ello, la Diputación Provincial tuvo que volver a activar su dispositivo de vialidad invernal, que había mantenido latente, ya que a pesar de estar en primavera la climatología sigue siendo totalmente invernal, por lo que los equipos de Acción Territorial encargados de combatir la nieve y las heladas prácticamente no han abandonado las carreteras desde finales del año pasado.

Varias máquinas de la Diputación han estado trabajando quitando nieve y esparciendo sal durante la noche y la madrugada, y por la mañana tres de ellas, pertenecientes al parque de maquinaria de la capital, volvieron de nuevo a realizar esas labores. Los equipos trabajaron principalmente en la zona de El Espinar, en el alfoz, en las proximidades de la sierra y en el entorno de la villa de Pedraza, donde nevó con mayor intensidad.

Asimismo, informaron desde la Institución Provincial que aunque la red viaria provincial ha estado abierta al completo en todo momento durante este último temporal, es recomendable circular con la máxima precaución ante la posible existencia de alguna placa de hielo en alguna zona muy sombría, ya que aunque no nieve las temperaturas seguirán siendo bajas. La Diputación tiene previsto mantener todo su dispositivo de vialidad invernal en funcionamiento mientras las condiciones meteorológicas no mejoren.

Cabe destacar también que hoy, por tercer día consecutivo, la nieve ha obligado por la mañana al embolsamiento de camiones y de vehículos articulados en la A-1 en Villarejo, en el aparcamiento de emergencia de Santo Tomé del Puerto, así como en otras localidades de la provincia de Burgos por las que pasa la misma autovía (Lerma, Aranda de Duero y Milagros), según la información facilitada por la Dirección General de Tráfico (DGT).

También por la nieve acumulada se ha tenido que cortar por la por la mañana al tráfico el carril izquierdo de la AP-61 en Segovia. Asimismo, a primera hora de la mañana había problemas en la provincia para circular por la AP-51 entre Villacastín y Ávila, en la N-VI, en el puerto del León, en la AP-6, entre San Rafael y Labajos, en la SG-615, en Valsaín, donde estaba prohibido el tráfico de camiones, y en la N-603, entre San Rafael y Segovia.

La situación en las carreteras ha ido mejorando a lo largo del día, aunque por la tarde la DGT tenía activado el nivel amarillo (tráfico irregular, prohibida la circulación de camiones y vehículos articulados) en la CL-601, en el puerto de Navacerrada, en ambos sentidos; y en la SG-615, en el Real Sitio de San Ildefonso, también en ambos sentidos. Y se alertaba del riesgo por pavimento deslizante en la N-110.