Concejales del Partido Popular durante el pleno que se celebró ayer en el Ayuntamiento de Segovia. / Kamarero
Publicidad

El Partido Popular quería forzar al equipo de Gobierno a presentar el presupuesto de este ejercicio a través del pleno, pero solo consiguió el apoyo de las dos concejalas de Ciudadanos a una moción que el concejal popular Javier Encinas aprovechó para criticar la gestión de los socialistas porque entiende que la falta de este documento “es un claro ejemplo de que su proyecto político muestra signos de agotamiento”.

El argumento del principal grupo de la oposición es que el equipo que lidera la alcaldesa Clara Luquero acostumbra a “ir siempre tarde” con esta herramienta. En 2016 se aprobó en el mes de enero, en 2017 casi en marzo y el año pasado en febrero, aunque no fueron operativos hasta abril según el Grupo Popular.

Encinas insistió en que los socialistas no han tenido voluntad para pactar y negociar y la oposición únicamente ha tenido acceso este año a dos folios con una relación de inversiones “y un presupuesto es mucho más”.

En este sentido, recordó que, además de rechazar una inversión millonaria en el edificio CIDE del CAT, su grupo echa en falta inversiones en los polígonos industriales “necesarias para la creación de empleo”, así como en redes de abastecimiento, saneamiento, alumbrado, aparcamientos, así como el nuevo cuartel de la Policía Local, o inversiones en instalaciones deportivas, entre otras.

El portavoz socialista y concejal de Hacienda, Jesús García Zamora, apuntó que ni la Junta de Castilla y León, ni los ayuntamientos de Burgos y de León, gobernados en todos los casos por el PP, han presentado presupuesto este año y, como el de Segovia, tienen prorrogado el de 2018, o en el caso de Burgos el de 2017.

García Zamora asegura que la ciudad no está paralizada, que los socialistas sí han intentado negociar pero, según él, únicamente UPyD Centrados en Segovia había mostrado interés pero no pudo fraguarse un acuerdo porque la línea roja, para ambas partes, es la inversión en el edificio CIDE.

Encinas contestó que no puede limitarse a una posición de blanco o negro, e incluso dio a entender que el PP podría admitir una inversión inferior a la propuesta en el citado inmueble del CAT.

Desde Centrados y de Izquierda Unida señalaron que la posición del PP llevando al pleno esta moción no era comprensible “en el punto en el que estamos”, en palabras de Ángel Galindo, portavoz de la formación de izquierdas.