La Mesa de la Sanidad Pública detecta carencias en cuidados paliativos

La provincia debería contar con tres equipos de atención domiciliaria, una unidad de estancias medias y 15 camas de hospitalización corta

1148

La Mesa en Defensa de la Sanidad Pública (MedsapSg) ha dedicado su último boletín informativo a analizar los recursos asistenciales de los que dispone la provincia de Segovia en cuidados paliativos y ha detectado impartantes carencias en este ámbito.

El informe de la MedsapSg señala que, de acuerdo a estudios de expertos y publicaciones especializadas se necesita, al menos, un equipo de cuidados paliativos domiciliarios por cada 50.000 habitantes. “Esto significa que Segovia, como mínimo, debiera contar con dos equipos”, señalan desde la plataforma integrada por profesionales del ámbito sanitario y de los servicios sociales, portavoces de asociaciones de vecinos, así como de asociaciones de enfermos, sindicatos, alcaldes, concejales, parlamentarios y otros representantes de partidos políticos.

El boletín de la MedsapSg recoge que en Segovia, para la población susceptible de precisar atención especializada paliativa en el medio hospitalario, se estima que el Hospital General debiera destinar un mínimo de 15 camas para estancias cortas (hasta 10 días), orientadas al control y estabilización de situaciones de reagudizaciones y complicaciones agudas de las enfermedades existentes y de naturaleza sociosanitaria.

La plataforma sostiene que las unidades de media estancia para pacientes paliativos constituyen un “recurso imprescindible”. Estas unidades, cubren las necesidades de pacientes y familiares cuando la complejidad de las enfermedades o las condiciones sociosanitarias hacen difícil la atención de los pacientes y sus familias en el entorno del domicilio.
“En Segovia no existe este recurso y, al menos, 20 camas debieran constituir la dotación mínima necesaria para la atención de la población de nuestra provincia”, según consta en el informe.

Para la MedsapSg es “evidente” que la atención de estas reivindicaciones dependen del “compromiso y de la voluntad de los responsables políticos que acceden a los cargos públicos con el que tendría que ser su único e irrenunciable objetivo, el del servicio público”. “Estamos en nuestro derecho de exigírselo”, añade el colectivo .