Procesión con la imagen de San Marcos por las calles del barrio ribereño. / Nerea Llorente
Publicidad

La lluvia ha dado una tregua a San Marcos en el día de su festividad y ha permitido que el barrio ribereño celebre la tradicional procesión de esta ‘romería’ que los más veteranos recuerdan por el aroma de castañas garrapiñadas y los puestos de avellanas, así como por la alegría de sacar en andas al Santo por la alameda con mejores vistas al alcázar.

Este año la fiesta comenzó el miércoles con el pregón a cargo del concejal de Participación Ciudadana, Andrés Torquemada, que con buena voz pregonó cantando para deleite de los asistentes. Ese mismo día se procedió al nombramiento de Romera Mayor de San Marcos 2019 a Fuencisla Manrique Gutiérrez, y al de Romera Infantil a Marina Fernández-Vega Gómez.

El joven Hugo González luce el bastón de mando como Rey de las fiestas de San Marcos.

Este jueves comenzó la fiesta con un desayuno de hermandad en el local de la asociación, un chocolate que fue muy apreciado en una mañana fría y húmeda. Durante el acto se hizo entrega del León de San Marcos 2019 a Hilario Tabanera Nadales.

A las 11.30 horas se realizó una ofrenda de flores a la Virgen de la Fuencisla, en su santuario, con la música de la dulzaina y el tamboril.

Ya por la tarde, tras la misa solemne, que comenzó a las 17.30 horas, se celebró la animada la procesión con la imagen de San Marcos por las calles del barrio y acto seguido se repartieron bollos y limonada en el local de la asociación de vecinos.

El fin de semana se presenta muy festivo, con numerosos actos, entre los que hoy destacan juegos infantiles desde las 17,30 horas, una revolada de mozas y mozos por las calles del barrio con el grupo Tirotateiro a las 20,30 horas y la actuación de Huriel, un grupo flamenco, a las 22.30 horas.

Exposición

Durante las fiestas, el pintor Lope Tablada expone varios de sus cuadros en el Restaurante San Marcos.