La lluvia deslució las procesiones del Jueves Santo./KAMARERO
Publicidad

Las previsiones meteorológicas no dejaban espacio a las dudas. La probabilidad de lluvia que la AEMET cifraba en un 100% para la jornada de ayer se convirtió en una triste realidad para las hermandades y cofradías segovianas, y la lluvia anegó la ilusión cofrade de poner en la calle la devoción y el trabajo realizado durante tanto tiempo para mostrar sus imágenes en las procesiones y estaciones de penitencia previstas a lo largo de la tarde del Jueves Santo.

Desde primera hora de la mañana, la lluvia no dejó de caer sobre la ciudad casi de forma constante, con algunos pequeños espacios entre chubasco y chubasco a los que las cofradías intentaban asirse como tablas de salvación para intentar salir a la calle.

Las primeras cofradías que optaron por aplazar su participación en el Jueves Santo fueron las de San Millán y Nueva Segovia, ya que al no tener posibilidad de montar los pasos bajo techo, era imposible poder prepararlos con garantías.

En el caso de la cofradía de San Millán, la directiva optó por tomar parte este año con sólo uno de los dos pasos titulares, que será el del Santo Cristo en su Última Palabra, que será el que salga hoy  (12,30 h.) en el caso de que el tiempo no lo impida. Por su parte, Nueva Segovia también decidió posponer su participación hasta hoy, y su intención es iniciar el traslado procesional a las 10,30 horas en las mismas condiciones que su homóloga de San Millán.

La cofradía de la Oración en el Huerto de San Lorenzo también se sumó a la decisión de no salir en procesión ayer, y los cofrades del arrabal segoviano están convocados hoy a las 11,30 horas para llevar a cabo la procesión hasta la Catedral.

Por su parte, la cofradía de Exalumnos Maristas Ademar se vio obligada a realizar el Via Crucis que tradicionalmente llevan a cabo por los Altos de la Piedad en el interior de las instalaciones del Colegio, y decidieron no incorporarse a la procesión.

A primera hora de la tarde, la Junta de Cofradías convocó una reunión urgente con los hermanos mayores de las distintas agrupaciones cofrades para evaluar la situación y apuntar posibles alternativas, teniendo en cuenta las poco optimistas previsiones meteorológicas para las próximas horas.

Horas más tarde, la cofradía del Cristo del Mercado realizó un breve traslado procesional desde la ermita en la que se custodia la imagen titular hasta el cuartel de la Guardia Civil, donde aprovecharon un breve periodo sin lluvia para poder sacar la imagen en su renovado trono con sus cargadores e incluso hacer ‘bailar’ la imagen en la escalinata de la ermita ante los aplausos del público. La imagen será custodiada en el cuartel hasta hoy, donde partirá hasta la Catedral a las 11,30 horas en esta ocasión con un trono con ruedas.

Quienes desafiaron al tiempo fueron la cofradía de La Piedad de San José y la Hermandad de la Soledad Dolorosa de Santa Eulalia, quienes llevaron a cabo sus traslados procesionales con arreglo a lo previsto, apurando hasta el último momento la decisión. En el trayecto, la lluvia se hizo presente, lo que obligó a los cofrades de San José a cubrir sus imágenes con plásticos y a los hermanos de Santa Eulalia a acelerar el paso para llevar a cabo el traslado procesional.

La incertidumbre seguirá marcando hoy el desarrollo de los actos de Semana Santa, donde la celebración de la Procesión de los Pasos no está garantizada. La amenaza de lluvia sigue siendo el principal problema, ya que –aunque en menor medida que ayer- las previsiones de que vuelva a llover son muy altas. Así, ni las cofradías que pospusieron para hoy su participación ni las que tradicionalmente lo hacen en Viernes Santo –San Marcos y Los Gascones- tienen la seguridad de poder salir en procesión, por lo que la ausencia de las cofradías podría dejar un cortejo procesional claramente disminuido para la tarde.

Sobre este aspecto, desde la Junta de Cofradías se apuesta por evaluar la situación casi en tiempo real, siempre desde el punto de vista de que la procesión del Viernes Santo pueda celebrarse con “dignidad” en el caso de que falten algunas de las imágenes.