parcela-instituto-san-lorenzo
El comienzo de las obras del nuevo instituto de San Lorenzo supondrá un impulso a la licitación de obra pública. / JUAN MARTÍN
Publicidad

El año 2018 puede arrojar, si se cumplen las previsiones, una gran mejoría en lo que a licitación de obra pública se refiere, ya que, según el análisis de la Cámara de Contratistas de Castilla y León, esta creció un 147 por ciento en el primer trimestre del año, hasta los 275 millones de euros —fueron 111 millones en el mismo periodo de 2017—, gracias a la entrada en vigor de la nueva Ley de Contratos del sector público. Es más, las administraciones nacional, regional y locales anunciaron en conjunto más de 570 millones de inversión en los tres primeros meses del año en toda la Comunidad, aunque se trata de concursos públicos que no se han abierto todavía, así pues estos datos aún son provisionales.

Para todo el año, la Cámara de Contratistas prevé unas inversiones de 1.413 millones de euros, de los que se licitarán 929 millones y se adjudicarán 630 (el 45 por ciento). De este total, 90 millones de euros irían destinados a obra pública en la provincia de Segovia: 22 millones corresponderían al Estado; 50 millones a la Junta de Castilla y León; y 18 millones a las entidades locales.

Entre los proyectos más destacados hay tres de la Administración central: actuaciones de conservación y explotación en vías de la provincia, del Ministerio de Fomento a través de la Dirección general de Carreteras, por valor de 15,98 millones; el Plan Nacional de Calidad de Aguas, del Ministerio de Agricultura a través de la Confederación Hidrográfica del Duero, por 1,6 millones; y el refuerzo y la reparación de las cúpulas de la Real Fábrica de Cristales de La Granja, del Ministerio de Educación Cultura y Deporte, por 1.096.312 euros.

Asimismo, la Junta prevé también tres inversiones millonarias en Segovia: la modernización del regadío en El Carracillo, por 20,5millones; operaciones de conservación en las carreteras autonómicas que pasan por la provincia, por 9,68 millones; y la construcción del instituto de San Lorenzo, por algo más de 4 millones de euros.

AÑO 2017 Si se cumplen las previsiones, Segovia dejará de ser la ‘hermanita pobre’ de la Comunidad, ya que el pasado ejercicio fue la provincia en la que menos obra pública se licitó, llegando solo a 13 millones de euros, lo que supone el 2 por ciento del total regional, que alcanzó los 717 millones en todo el ejercicio.

Esos 13 millones suponen, además, una reducción del -64,2 por ciento en relación a los datos de 2016, cuando la obra pública supuso una inversión de 37 millones en la provincia.

Con estos datos, según el análisis de la Cámara de Contratistas de Castilla y León, “a pesar de la buena marcha de la economía, la licitación en la región sigue anclada en cifras de hace 25 años”.

Compartir