Centro y proyectos seleccionados por la Consejería de Educación en la provincia de Segovia./ JCyL
Publicidad

Centros de Primaria y Secundaria de Navalmanzano, Valsaín, Villacastín, Santa María la Real de Nieva y Segovia capital reciben el reconocimiento de la Consejería de Educación por el trabajo de sus equipos docentes y alumnos en este ámbito. Las distinciones concedidas en la provincia se dividen en dos modalidades: centros distinguidos por su Plan de Calidad y mejores programas de calidad.

La Administración educativa autonómica, a través del Programa de Mejora de la Calidad Educativa, fomenta la implantación de mejoras en los centros y servicios educativos de Castilla y León al impulsar el desarrollo de experiencias de calidad. Por experiencias de calidad se entienden todas aquellas actuaciones planificadas que el centro escolar o servicio educativo realiza para elevar la calidad de la educación. Las acciones pueden ecaminarse a través de procesos de evaluación que traten de evidenciar los puntos fuertes pero también las áreas de mejora de su organización, los planes que en consecuencia se acometan, así como los procesos de evaluación externa y acreditación de los niveles alcanzados

De esta forma, la Consejería de Educación ha publicado la Orden por la que reconoce a los centros educativos sostenidos con fondos públicos y servicios educativos de Castilla y León por las mejores experiencias de calidad desarrolladas durante el pasado curso académico 2017-2018, entre ellos, cinco proyectos de centros de la provincia de Segovia. Estas distinciones persiguen premiar a los colegios, institutos, así como a servicios educativos, como los Centros de Formación e Innovación Educativa (CFIEs), su trabajo en el ámbito de la calidad. De ahí que la Consejería de Educación haya establecido cuatro modalidades: mejores planes de calidad, mejores programas, mejores iniciativas y mejores prácticas.

Los centros reconocidos recibirán un diploma acreditativo de la distinción obtenida y la Consejería de Educación publicará los proyectos que han desarrollado en el Portal de Educación –www.educa.jcyl.es – para difundir la labor que llevan a cabo los equipos docentes, los alumnos, así como toda la comunidad educativa en defensa y mejora de la calidad.

Experiencias en cada centro

En el CEIP Miguel de Cervantes (Navalmanzano) se ha llevado a cabo la experiencia ‘Paso a paso trans-formando el cole’. Esta propuesta incide en su Plan de calidad a través de metodologías activas: el trabajo cooperativo y ABP; la inclusión; el trabajo en plataformas colaborativas por parte del alumnado y el profesorado y la internacionalización.

El IES María Moliner (Segovia) ha desarrollado la actividad ‘Emocionarte-3’, que establece tres áreas de mejora; la planificación, el proceso educativo y la participación.

Por su parte, el CEIP La Pradera (Valsaín), centro distinguido por su Pan de Calidad, ha llevado a cabo la actividad ‘Aprendiendo a decidir’, que tiene dos áreas de mejora. La primera de ellas es mejorar las vías de participación e implicación del alumnado en el funcionamiento del centro, y la segunda consiste en conocer el funcionamiento del sistema democrático.

El CEO Mirador de la Sierra (Villacastín) ha realizado la experiencia ‘Actualización de las bibliotecas del CEO’, en la que el centro plantea cinco objetivos: adecuar los espacios de las bibliotecas de las localidades que componen el CEO; promover actividades interdisciplinares relacionadas con la lectura que impliquen y cohesionen a los alumnos y profesores; promover actividades que impliquen a los padres y a agentes externos; desarrollar la catalogación y préstamo de los fondos a través del programa Abies 2 y fomentar el uso de las TIC en las actividades de lectura.

Por último, el IES Catalina de Lancaster (Santa María la Real de Nieva) ha desarrollado el ‘Plan de mejora de los resultados y adquisición de las competencias clave’, en el que se proponen cinco objetivos estratégicos. Los tres primeros retos son mejorar la adquisición de las competencias básicas y los resultados académicos de los alumnos; permitir a los alumnos discriminar los estándares de aprendizaje básicos; y proseguir la integración de las TIC en los procesos de enseñanza-aprendizaje y promover el uso de aulas virtuales. Pero también se busca prevenir la violencia y el acoso escolar y mejorar la integración escolar en una escuela inclusiva y no violenta y empoderar al alumnado como sujeto dinámico de la convivencia, en prevención de la violencia y el acoso escolar.