La consejera Alicia García visitó diversas zonas de la residencia y charló con los usuarios. / KAMARERO
Publicidad

Tal y como recordó la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, durante su visita a la Residencia Mixta, este centro se construyó hace ya más de cuarenta años, por lo que se hacen inevitables las obras de mejora para que la calidad de vida de los usuarios sean las adecuadas.

Durante los últimos años, dijo García, se han hecho inversiones por valor de 1,5 millones de euros, y “en 2018 hemos invertido 530.000 euros para dotar de mayor confort y mayor accesibilidad a los usuarios, lo que permite también tener una atención mayor y de mejor calidad”.

En concreto, explicó la consejera, “hemos actuado en la planta baja, lo que ha permitido adecuar la zona de fisioterapia y la zona de actividades ocupacionales y preparar en el salón de actos una zona de estar”. Asimismo, añadió, “se ha instalado un ascensor que es accesible y para las personas mayores que necesitan apoyo, como una silla de ruedas o un andador, poder tener un ascensor de estas características es positivo”.

Continuando con las mejoras en este sentido, se han creado dos aseos accesibles, se han ampliado las dimensiones de puertas y pasillos y se han eliminado los desniveles existentes. Además, se ha cambiado el sistema de calefacción, pasando a suelo radiante y tecnología de aerotermia, “para convertir las zonas comunes en unas zonas más confortables y más adecuadas a los nuevos tiempos”, aseguró García.

La consejera visitó la residencia para comprobar de primera mano las mejoras realizadas y charlar con los usuarios. Estuvo acompañada por la directora de la Residencia Mixta, el delegado territorial de la Junta, Javier López Escobar, la gerente provincial de Servicios Sociales, Carmen Well, y el diputado delegado del área de Asuntos Sociales y Deportes, Miguel Ángel de Vicente.