La Junta financiará el 70% de la construcción del Centro de Alzheimer

El delegado territorial y la presidenta de la Asociación en Segovia se felicitan por el acuerdo que se materializará en una subvención directa

126

El delegado territorial de la Junta en Segovia, Javier López Escobar, y la presidenta de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer AFA Segovia, Isabel Miranda, presentaron ayer el acuerdo y compromiso por el que la administración regional financiará el 70% de la inversión necesaria para la construcción del centro de Alzheimer, una infraestructura de prestación de servicios a personas con todo tipo de enfermedades neurodegenerativas.

Este centro, que se plantea, más que exclusivamente como un centro de día para personas con Alzheimer, un centro completo donde además habrá una unidad de estancias diurnas, y que tendrá otras prestaciones como el servicio de promoción a la autonomía personal.

La financiación por parte de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades se llevará a cabo a través de subvención directa a la Asociación y estará acompasada a las fases de ejecución de la obra. Se estima que el coste total rondará el millón de euros.

Así lo dijeron tras el encuentro celebrado para avanzar en el proyecto de construcción de este centro para personas con Alzheimer y otras demencias de Segovia, una vez que el Ayuntamiento ha aprobado finalmente, desde que se comprometiera en el protocolo firmado en marzo de 2011, la cesión de la parcela en la que se ubicará la nueva infraestructura, en la zona de los depósitos del agua

Respecto al presupuesto para la financiación del centro, el delegado territorial recordó que la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades dispone de crédito suficiente para acometer esta inversión, sin perjuicio de que no aparezca en una aplicación presupuestaria concreta.

Desde la Junta de Castilla y León se constata el compromiso de las partes implicadas para acometer este proyecto relevante para Segovia, y se pone de manifiesto la confianza en que el centro se pueda iniciar lo antes posible.

López Escobar destacó que la subvención directa a la asociación es la forma más ágil de que se lleve a cabo el centro. Y dijo que también estará a disposición de otras asociaciones similares, como la que se ha creado en Cantalejo.

Atención a la Dependencia

El delegado de la Junta recordó que el alzhéimer y otras demencias son la principal causa de dependencia y, en Castilla y León, más del 40 % de las personas dependientes lo son por deterioro cognitivo, aproximadamente 37.500 personas de los más de 90.000 dependientes que hay en la Comunidad. Esta enfermedad constituye uno de los retos socio-sanitarios más importantes a los que se enfrentan las sociedades actuales, que afecta no solo a la persona que sufre la enfermedad sino también a la familia cuidadora. La atención al alzhéimer es una prioridad para la Junta de Castilla y León —dijo— que se traduce en una política integral que se materializa en un importante esfuerzo presupuestario, con 142 millones al año para apoyos y recursos para las personas con alzhéimer y sus familias.

Desde la Junta de Castilla y León se colabora con las asociaciones de familiares y enfermos para mejorar la atención que prestan. En el caso de AFA Segovia, la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades contribuye con carácter anual a su financiación para mantenimiento de plazas y actividades, programas de apoyo y asesoramiento a familias, programas de autoayuda comunitaria, y programas de detección precoz y estimulación temprana.

Para López Escobar, el Gobierno de Castilla y León está comprometido “con el impulso continuo de la mejora de los Servicios Sociales”. “Este compromiso y esfuerzo se ve reflejado en distintas evaluaciones externas del sistema”, y citó el el último dictamen del Observatorio Estatal para la Dependencia, que puntúa con sobresaliente (9,29) a Castilla y León, y sitúa a la Comunidad por undécimo año consecutivo como la que mejor gestiona la dependencia en España. Mientras la media nacional baja del 4,9 al 4,6, Castilla y León experimenta una nueva subida y crece del 8,9 del dictamen de 2017 al 9,29.