11_1-niños
Los alumnos del IES Ezequiel González desarrollan en el aula estrategias de trabajo colaborativo con el manejo de tablets. / E. A.
Publicidad

La Consejería de Educación ha otorgado en este curso 906 ayudas en la región para facilitar al alumnado la adquisición de dispositivos digitales y compensar parcialmente los gastos ocasionados por la compra de las tabletas usadas con fines educativos. En la provincia de Segovia, Educación ha concedido 85 de estas ayudas con las que pretende “promover la equidad y la igualdad de oportunidades”. Hace cuatro años, la Administración otorgó 47 ayudas a familias segovianas; en el curso 2015/2016 subió a cien, en el 2016/2017 a 101, y en el presente periodo escolar ha bajado a las ya citadas 85.

El total de recursos adjudicados en esa convocatoria para toda la Comunidad fue de 57.907 euros, de forma que “todas las solicitudes que cumplían los requisitos establecidos en la orden de convocatoria resultaron beneficiarias de la ayuda”, mientras que la mayoría de las denegadas han sido por superar los umbrales de renta —210—, por no presentar factura o porque esta no cumplía los requisitos —65— o porque el dispositivo para el que se solicitaba la ayuda no era subvencionable —57—, según ha señalado la Consejería.

Esta iniciativa permite “ampliar el concepto de aula” y extender las tareas educativas “más allá de su espacio físico y horario tradicionales”, así como posibilitar la conectividad a cualquier hora y en cualquier lugar, con el fin de que pueda llegar a ser “un elemento que propicie el trabajo colaborativo y aumente la participación y motivación del alumno hacia su propio aprendizaje”.

En esta misma línea, la Administración educativa autonómica recuerda que en la convocatoria del curso 2015-2016 introdujo varias modificaciones para tratar de beneficiar a las familias que más lo necesiten y de optimizar el uso de los recursos públicos disponibles.

Con este fin se revisó la renta máxima de la unidad familiar, considerando los valores medianos de renta de los hogares de Castilla y León en función de las unidades de consumo, tal y como establece el estándar europeo para la determinación de la vulnerabilidad social.

Así, han sido beneficiarios de estas ayudas el padre, la madre o el tutor legal de los alumnos que cursen Educación Primaria o Educación Secundaria Obligatoria, siempre que las rentas obtenidas por los miembros de la unidad familiar en el año 2016 no superen para una familia de dos miembros, 18.410,60 euros; de tres, 24.075,40 euros; de cuatro, 29.740,20 euros; de cinco, 35.405 euros; de seis, 41.069,80 euros; de siete, 46.734,60 euros; y de ocho, 52.399,40 euros.A partir del octavo, se incrementará la renta máxima en 5.664,80 euros por cada nuevo miembro.

El importe de las ayudas oscila entre 90 y 40 euros. En el curso 2017-2018, el 53 por ciento de beneficiarios de las ayudas en la región han recibido importes de entre 90 y 65 euros, lo que representó el 72 por ciento del presupuesto total. Además, en torno al 65 por ciento de los beneficiarios pertenecían a familias en situación de especial vulnerabilidad —familias numerosas, discapacidad, violencia de género o víctimas de terrorismo—.

Compartir