10-1kama_Yacimiento-Abrigo-Del-Molino-Visita-Junta_KAM9686
Estudiantes de grado de Arqueología e Historia, ayer en la excavación del yacimiento Abrigo del Molino. / KAMARERO
Publicidad

Lo más relevante del comienzo de la sexta campaña de excavaciones en el yacimiento Abrigo del Molino es que será la última. Echará el cierre el 4 de agosto y, a partir de ahí, el equipo científico que está desarrollando este relevante proyecto , junto a la Junta de Castilla y León, piensa en un plan de protección y difusión del enclave. Pero este no es el final del ‘Estudio geoarqueológico del valle del alto Eresma’ porque a partir de 2019 se centrará en otros yacimientos.

El delegado territorial de la Junta en Segovia, Javier López-Escobar, visitó ayer el Abrigo del Molino, porque la campaña de este verano ha comenzado recientemente e informó de que el Gobierno autonómico ha aportado 12.000 euros a esta excavación, además del alojamiento en la Escuela de Capacitación Agraria, muy próxima, de los investigadores y estudiantes del grado de Arqueología e Historia que participan en ella.

“Con una pequeña aportación pública hemos sido capaces de mantener una actividad importantísima, porque en Segovia esto era desconocido y un buen día, paseando por aquí, un ojo entrenado fue capaz de ver un hueso que reconoció inmediatamente y de allí ha salido una gran historia para todos los segovianos”.

Relevancia europea

El equipo investigador está liderado por David Álvarez, doctor en Prehistoria; María de Andrés, licenciada en Prehistoria, y Andrés Diez, doctor en Ciencias Geológicas. El primero, al pie del yacimiento y acompañado no solo por el delegado territorial sino también por la jefa del Servicio Territorial de Cultura, Ruth Llorente y por el arqueólogo territorial, Luciano Municio, recordó que en este yacimiento no hay un hallazgo, un hito o un material en particular que pueda destacarse por su relevancia.

“Cuando hablamos de un asiento como este estamos hablando de una serie de niveles de ocupaciones humanas y las investigaciones que hemos desarrollado durante estos años nos hablan de la presencia de neandertales entre hace 41.000 y 44.000 años. Esa es la importancia del yacimiento, tener la evidencia de la presencia de neandertales en esta zona de la península cuando ya habían desaparecido de prácticamente el resto del continente europeo”, explica Álvarez.

Sobre qué pasará con el Abrigo del Molino a partir de agosto, anuncia que el plan integral de protección y difusión que se quiere poner en marcha permitirá su cierre permanente y definitivo como un yacimiento asegurado para el futuro e incluso la posibilidad de que sea visitable.

En su opinión, “lo bueno de este sitio es que está en un lugar excepcional desde el punto de vista patrimonial, a 500 metros del Alcázar, e incluso se puede pensar que está un poco infravalorado dentro del patrimonio de Segovia porque realmente la importancia que tiene a nivel peninsular, y me atrevería a decir europeo, es excepcional”.

Por otro lado, avanza que a partir de 2019, aunque la investigación en el resto del valle comenzó hace años, “abriremos nuevos capítulos dentro del proyecto porque cuantos más documentos tengamos de estas ocupaciones humanas, cuantos más restos podamos identificar a lo largo del territorio de los grupos humanos que estuvieron en este lugar, más información tendremos y más datos para poder narrar la historia de lo que sucedió”.

El entorno de Segovia capital tiene unas condiciones especiales para la futura investigación por la presencia de una serie de cañones y de cortados con cuevas y la posibilidad de albergar yacimientos como el de Abrigo del Molino “es mucho más alta en este punto que en otras zonas de la provincia”, admite Álvarez, quien comenta que este, al que se han dedicado seis campañas, “es solo una pieza del puzle, porque la presencia de neandertales en uno de los niveles, como el que estamos trabajando ahora, responde a dos, tres, cinco días de tránsito, no más. No tenemos el resultado de años estando aquí sino que son restos de pasos fugaces por este lugar”.

Jornadas divulgativas

La Junta de Castilla y León y Geoarqua, entre las actividades programadas en torno a la campaña de excavaciones en el Abrigo del Molino, celebrará dos jornadas en torno a ‘Los últimos neandertales del interior peninsular, los días 26 y 27 de julio, en el salón de actos de la Biblioteca Pública.

En este sentido, habrá 10 ponencias, visitas guiadas y debates en los que se darán cita especialistas del ámbito académico, científico e investigador para abordar aspectos como ‘Los orígenes del arte paleolítico’, ‘Ecosistemas del centro peninsular durante el Pleistoceno superior’ o ‘El poblamiento neandertal entre el Sistema Ibérico y el Sistema Central: nuevas evidencias y perspectivas’.

Además del equipo científico del proyecto arqueológico del ‘Abrigo del Molino’, participarán expertos de varias universidades, del Museo Arqueológico de la Comunidad de Madrid y del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana.

Compartir