18-01Informe-embutidos-eres
Fachada de la empresa Embutidos Eresma perteneciente al Grupo Copese.
Publicidad

La importancia de la Industria agroalimentaria en la UE y en España

En la Unión Europea la industria agroalimentaria constituye la principal rama de la industria manufacturera, ya que cuenta con 289.000 empresas, que emplean a 4.240.000 personas y cuya cifra de negocios se aproxima a 1.100.000 millones de euros, que representa el 14% del consumo. Casi la mitad de este volumen de facturación y más del 62% de los empleos se generan en pequeñas y medianas empresas, que en su gran mayoría tienen menos de 50 puestos de trabajo.

España, tras Francia, Alemania, Italia y el Reino Unido, ocupa el quinto lugar en el ranking de ventas europeo, al que aporta casi la décima parte del total de la facturación agroalimentaria. Con una facturación superior a los 100.000 millones de euros, la agroalimentación, también en nuestro país, constituye la principal actividad del sector industrial con un peso en la producción en torno al 22% del mismo, más del 18% del empleo industrial y el 15,5% de la generación de su valor añadido. Según datos del Directorio Central de Empresas del INE a 1 de enero de 2017 el número de empresas del sector agroalimentario era de 29.018, que representan el 16,7% de las existentes en la industria manufacturera española, con un tamaño algo por debajo del europeo. La industria agroalimentaria emplea a más de medio millón de personas de manera directa y aporta el 3% al PIB español.

Por número de empresas, los subsectores más numerosos son la fabricación de pan y pastas alimenticias (más de 10.000 empresas), seguido de la elaboración de vino (4.025 bodegas) e industria cárnica (3.810 instalaciones). Por número de personas ocupadas, encabeza la industria cárnica, seguida de la panadería y pastas alimenticias y preparación y conservación de frutas y hortalizas.

Es importante este sector teniendo en cuenta que su comercio exterior produce superávit, ya que las exportaciones vienen superando en los últimos años en más de un 50% las importaciones, lo que resulta altamente positivo para la economía del país. Casi dos tercios de las exportaciones se dirigen al mercado europeo, especialmente Francia, Italia, Portugal, Reino Unido y Alemania, siendo EEUU el primer destino extracomunitario de nuestras exportaciones agroalimentarias, seguido de China y Japón.


La Agroalimentación como oportunidad de la economía en Castilla y León

El sector agropecuario de Castilla y León tiene un peso ligeramente más elevado en la economía que en España y la Unión Europea, ya que se trata de una región grande y rural en la que estas actividades tienen gran importancia. Es la tercera región española, después de Cataluña y Andalucía, en el ranking por número de empresas agroalimentarias (3.545 empresas), por personal empleado (36.113 personas), volumen de ventas (2015: 9.192 millones de euros), por compras de materias primas y aprovisionamientos (2015: 6.395 millones de euros) y la segunda, después de Cataluña, en inversión empresarial (2015: 446 millones de euros).

Los principales subsectores agroalimentarios para el año 2015 en Castilla y León por personal ocupado eran la Industria cárnica (10.261 personas), Panadería y pastas alimenticias (8.179), productos lácteos (4.371), vinos (3.423) y preparación y conservas de frutas y hortalizas (2.498). Por facturación en el año aludido lideraba la industria cárnica (2.331 millones de euros), seguida de los productos lácteos (1.405 millones de euros), productos de alimentación animal (1.146 millones de euros) y vinos (651 millones de euros). Junto con las cárnicas, Castilla y León destaca por su aportación al total nacional en lácteos, alimentación animal y vinos por encima del 14% en términos de VAB en todos los casos.
Dentro de la Industria alimentaria, es importante señalar el apartado de calidad alimentaria diferenciada, ya que Castilla y León cuenta con 67 alimentos y bebidas con denominación de Origen o Indicación Geográfica Protegida (Guijuelo, Ribera del Duero, etc). Respecto a la productividad de la estructura industrial, medida en términos de valor añadido por empleado, mantiene una eficiencia similar a la del resto de las regiones españolas, excepto en los subsectores de otras bebidas alcohólicas (vinos y espirituosos) y de otros productos alimenticios, donde la eficiencia en nuestra región es muy superior a la media nacional.

Aunque la producción del sector agroalimentario regional continúa centrada en el mercado nacional español, la internacionalización del sector avanza cada año más, alcanzando las exportaciones agroalimentarias de Castilla y León el 4,2% del total nacional en el año 2016, observándose una progresión cada ejercicio económico mayor. Destacan los productos lácteos, huevos, azúcares y pastelería, cereales y animales vivos.

La marca Tierra de Sabor, creada en 2009, cuando Silvia Clemente era consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, aglutina ya cerca de 1.000 industrias y un total de 6.000 productos, que suponen una clara apuesta por la calidad, innovación y profesionalización del sector, siendo la marca de calidad alimenticia con mayor volumen de Europa.

Un sector con mucho potencial en Segovia
Según el DIRCE del INE, a 1 de enero de 2017, en Segovia había 265 establecimientos cuya actividad principal era la industria agroalimentaria, de los cuales 228 se dedicaban a la industria de la alimentación y 37 a la fabricación de bebidas. De ellos tan sólo había 5 que tuvieran una plantilla superior a 100 empleados, 22 establecimientos entre 20 y 99 empleados y 201 tenían una plantilla inferior a 20 empleados, destacando dentro de este grupo los 74 establecimientos sin empleados y los 66 que tenían entre 1 y 2 asalariados. Ello pone de manifiesto que el tamaño de las empresas agroalimentarias en Segovia es bastante reducido, en sintonía con la tónica general del tejido empresarial de esta provincia.
La evolución de las empresas agroalimentarias segovianas durante los años de la crisis fue acorde con la caída de la demanda producida por la misma, si bien en los últimos años se observa una recuperación en el número de establecimientos destinado a este tipo de producción.

Según los últimos datos del Observatorio Agroalimentario de Castilla y León, Segovia tenía el 6,7% de los empleos de la industria alimentaria y el 10,1% en la elaboración de bebidas en Castilla y León, lo que supone un peso específico superior a lo que le corresponde por su tamaño dentro de la región castellano leonesa. Sin embargo, la exportación de productos alimentarios en Segovia tan solo era del 3,6% y la importación de dichos productos alimentarios el 9% del total de Castilla y León, lo que indica el potencial de mejora existente en nuestra provincia en relación con este tipo de productos.
No cabe ninguna duda de que este tipo de industrias, dada la importancia que el sector agropecuario representa en nuestra provincia, tiene un enorme potencial para dinamizar el medio rural segoviano y supone una importante oportunidad para nuestra economía, mejorando la aportación de valor añadido del sector agropecuario provincial.

Principales empresas de la Industria agroalimentaria en la provincia de Segovia
A principios del siglo XXI prevalecía en el ranking provincial de empresas el Grupo Proinserga y su adenda de Alimentos Refrigerados, que parecían constituir una base sólida para el desarrollo empresarial segoviano. Sin embargo, la crisis de este importantísimo grupo, a raíz de la adquisición en 2004 de la red de mataderos por toda España de Primayor (Campofrío) dio al traste con el grupo segoviano, con el consiguiente detrimento del tejido empresarial provincial en aquellos inicios de siglo, lo que ha propiciado una recomposición muy relevante en el ranking de empresas del sector de la industria agroalimentaria. Se presenta un cuadro con el ranking de empresas agroalimentarias del año 2002, que puede ser ilustrativo de aquel momento económico de prosperidad y desarrollo en nuestra provincia y cuya comparación con el ranking de 2016 puede resultar bastante ilustrativo.

Existen importantes industrias agroalimentarias no domiciliadas en Segovia, como es el caso de las factorías productoras y embotelladoras de bebidas espirituosas (whisky Jim Beam, DYC, ginebra Larios y Anís Castellana) de Palazuelos de Eresma y Valverde del Majano, propiedad de la multinacional japonesa con sede en Osaka Beam Suntory Holdings, que dan empleo a unos 120 trabajadores fijos, a los que hay que añadir los temporales y los indirectos que trabajan para dichas empresas en nuestra provincia. Algo similar sucede con el Centro de producción de bollería y el Centro de I+D+i del Grupo Siro en el polígono industrial Los Llanos de San Pedro de El Espinar que tiene su sede en Venta de Baños (Palencia), así como las plantas embotelladoras del Agua de Bezoya de Ortigosa del Monte y Trescasas, cuya sede social se encuentra en Aranda de Duero (Burgos), al ser propiedad de Calidad Pascual.

Las principales empresas de la Industria agroalimentaria incluidas en el Ranking empresarial de Segovia, con datos del Registro Mercantil referidos al ejercicio 2016, son Dibaq Diproteg de Fuentepelayo con 291 empleados y 66,3 millones de euros de facturación, Grupo Copese industria cárnica de Coca con 212 empleados y 49,7 millones de euros de ventas, Incova empresa cárnica de El Espinar con 37 empleados y 44,5 millones de euros de ventas, Piensos Nanpro de Tabanera la Luenga con 26 empleados y 43,4 millones de euros, Precocinados Fuentetaja de San Martín y Mudrián con 152 empleados y 38,5 millones de euros, Cooperativa Mesenor de Carbonero El Mayor con 23 empleados y 37 millones de euros, Huercasa 5ª Gama de Sanchonuño con 110 empleados y 36 millones de euros, Avigase del Polígono Industrial de Valverde del Majano con 34 empleados y 32,9 millones de euros, Garese fábrica de piensos de Escobar de Polendos con 18 empleados y 26,1 millones de euros, Narciso Postigo e Hijos cárnica de Cantimpalos con 26 empleados y 26,1 millones de euros, Jamones Segovia cárnica de Carbonero El Mayor con 75 empleados y 25,4 millones de euros, Ideal Fruits de Narros de Cuéllar con 17 empleados y 24,3 e Industria Cárnica Martín Martín de Escobar de Polendos con 30 empleados y 21,51 millones de euros de facturación.

En el informe sobre Agricultura (V) recogimos una reseña con las principales zonas vitivinícolas de nuestra provincia, destacando en el ranking la empresa Avelino Vegas de Santiuste de San Juan Bautista con 40 empleados y 21,08 millones de euros de ventas, y Bodegas Cerrosol de Santiuste de San Juan Bautista con 11 empleados y 4,23 millones de euros. La bodega de propietarios segovianos Pago de Carraovejas con 81 empleados y 11,31 millones de euros de facturación tiene su domicilio social en Peñafiel (Valladolid), por lo que no aparece en el ranking segoviano.