quitanieves
Una máquina quitanieves trabajando en el término municipal de Otero de Herreros. / EL ADELANTADO
Publicidad

Duro día de trabajo para todos los implicados en el mantenimiento de las carreteras el que vivieron ayer, ya que la gran cantidad de nieve caída desde el domingo complicó mucho la situación del tráfico en la provincia. Sin embargo, al trabajar desde el lunes prácticamente sin descanso, durante el día de ayer se fue recuperando la normalidad en la red de carreteras de Segovia, aunque por la noche aún había algunas vías cortadas debido a las malas condiciones meteorológicas.

Según informaba la DGT a último hora de la tarde, no se podía circular por la SG-500 —entre el pk 0 y el 18— ni por la carretera provincial SG-V-7212 —del pk 0 al 8,4—, en la zona de las curvas de Las Navillas, aunque existía un acceso alternativo al pueblo. Estas vías estaban cerradas en los dos sentidos, al estar la calzada “intransitable”.

Sí que se fueron abriendo a lo largo del día otras carreteras que habían estado cortadas, como la que va de Hontanares de Eresma a Valseca, que se cortó a primera hora de la mañana tras cruzarse en la vía un camión. La misma situación y por idéntico motivo se vivió también por la mañana en la carretera de San Cristóbal de Segovia a Trescasas, pero también quedó restablecida al poco tiempo la circulación de vehículos pesados.

Y, a pesar de la mejora, desde las administraciones públicas se pide a los conductores que sigan consultando el estado de las carreteras antes de viajar, que vayan preparados y, sobre todo, que circulen con mucha precaución por la posible existencia de hielo sobre todo en las zonas más sombrías.

GUARDIA CIVIL Además de los trabajadores que mantienen limpias las carreteras, tuvieron mucho trabajo los efectivos de la Guardia Civil de los diferentes puestos de Segovia, quienes intervinieron en varios auxilios. Según explicaron en un comunicado de prensa, agentes del Cuerpo acudieron el lunes a Palazuelos de Eresma, donde tuvieron que facilitar la llegada y salida de una ambulancia que tenía que trasladar a un niño de dos años al Hospital, y que no podía llegar a consecuencia de la nieve. La patrulla ayudó a salir a la ambulancia y la acom- pañó hasta el centro hospitalario.

También actuaron en un accidente en la AP-6, a la altura del kilómetro 67, en el que se vieron implicados cuatro camiones, dos turismos y un microbús, con resultado de un herido grave. La vía permaneció cortada al tráfico casi durante cuatro horas, hasta que se consiguió retirar la totalidad de los vehículos implicados. Una de las ambulancias que acudía al lugar del siniestro también sufrió un percance, sin que ninguno de los ocupantes resultara herido.

Se produjo otro accidente de circulación en el kilómetro 65 de la
N-VI, en el que se vieron implicados dos vehículos y que se saldó con un herido leve y cuatro ilesos.

Las complicaciones también aparecieron en la carretera provincial SG-V 2512, que comunica las localidades de Pedraza y Arcones, en la que el lunes se quedaron atrapados quince vehículos. Allí actuaron dos patrullas de la Guardia Civil, que ayudándose con palas y otros medios manuales, y la acción de una máquina quitanieves, consiguieron sacar de la nieve a todos los vehículos y a sus ocupantes, sin que sufrieran ningún percance.

Tuvieron que intervenir también en el kilómetro 18 de la carretera CL-601, donde habían caído varios árboles a la vía, impidiendo la circulación de vehículos por la misma. Los agentes también ayudaron a los camiones que no podían continuar la ruta por la nevada, ya que la mayoría de las carreteras fueron cortadas intermitentemente para vehículos pesados.

La Benemérita resaltó en su comunicado “la importancia de la colaboración ciudadana, ya que algunos conductores fueron auxiliados por vecinos de algunas localidades segovianas, cuando no podían continuar transitando con su vehículo. Los auxilios se hicieron con los medios que la gente tenía a su alcance, como tractores, palas, etcétera”.

RUTAS ESCOLARES El hielo y los cortes de tráfico que provocó afectaron sobre todo a los escolares. Ayer, fueron 115 las rutas escolares afectadas en la provincia, lo que impidió a 3.041 alumnos asistir a clase, según los datos facilitados por la Junta, pertenecientes a los centros educativos de La Losa, Carbonero el Mayor, San Rafael, Segovia, Cantalejo, Turégano, Ayllón, El Espinar, Palazuelos de Eresma, Fuenterrebollo, Torrecaballeros, Santa María la Real de Nieva, Sepúlveda, La Lastrilla, Valverde del Majano, Boceguillas, San Cristóbal, Cantimpalos, Sangarcía, Villacastín y Valsaín.

A estos se suman otros 3.766 alumnos, no usuarios del transporte escolar, que tampoco asistieron a clase, por lo que, en total, la cifra de ausentes ayer en las aulas de la provincia ascendió a 6.807 estudiantes de Primaria y Secundaria.

Respecto al funcionamiento de los centros de Atención Primaria, las dificultades en las carreteras tuvieron como consecuencia que algunos profesionales pudieran tampoco llegar a su puesto. Los 16 de centros de salud de la provincia se mantuvieron abiertos, pero faltaron varios médicos y enfermeras en Cantalejo, Riaza, La Granja y Sepúlveda, lo que provocó el aplazamiento de consultas. Asimismo, en los puntos de guardia de Boceguillas y Ayllón se atendieron exclusivamente las urgencias.