Los miembros de una mesa electoral realizan el recuento de los votos. / Kamarero
Publicidad

La Fiscalía de la Comunidad de Castilla y León ha remitido un escrito a la Sección Primera Sala de lo Contencioso del TSJCyL en el que solicita la “íntegra” desestimación del recurso presentado por Ciudadanos contra la proclamación de electos en el Ayuntamiento de Segovia.

En concreto, el recurrente alega que ha advertido un descuadre entre la suma de todos los votos (los asignados a cada partido, los nulos y los votos en blanco) con el número de votantes que se corrigió en un acta complementaria de fecha 5 de junio de 2019 donde se subsana el error aritmético sin justificación documental y sin informar del motivo ni la ubicación exacta del mismo. Además, reseña una serie de errores en el escrutinio en tres mesas electorales donde, en su opinión, existen dudas razonables sobre la fiabilidad de la transcripción de los votos a cada candidatura.

En cuanto al descuadre la Fiscalía admite la existencia de un error en el número de votantes. Se indicaba que eran 27.014 cuando en realidad eran 27.020, y en el número de votos válidos, 26.795 en vez de 26.789. “Todo ello -señala el Ministerio Público- fue corregido en el acta complementaria y resulta con claridad de los datos consignados en ella, tratándose de un mero error de suma que la Junta Electoral de Zona puede subsanar (…) sin que sean necesarias mayores aclaraciones y sin que de ello pueda desprenderse una duda general sobre la validez de los resultados proclamados ni perjuicio concreto para el recurrente”.

Sobre los errores en el escrutinio la Fiscalía no tiene dudas. Frente a lo alegado por Ciudadanos, que denuncia que hay errores de transcripción, y que sus votos fueron intercambiados en una mesa con Izquierda Unida, en otra con Centrados y en otra con Vox, la Fiscalía entiende que no existe la más mínima prueba para asegurar que hubo algún error en el escrutinio en esas mesas y que “no puede bastar para que se rectifiquen los datos proclamados que se observen resultados diferentes o incluso insólitos con relación a las demás mesas y que, en todo caso, no hay ningún elemento que permita afirmar que ha podido existir un error de transcripción que tampoco se dice dónde está”.

Por último añade: “No podemos dejar de señalar que como indica la Junta Electoral de Zona en su informe, en el acto del escrutinio celebrado el día 29 de mayo de 2019 estuvo presente el representante del Partido Ciudadanos sin que por el mismo ni por los representantes del resto de candidaturas se hiciera observación, reclamación o impugnación alguna, firmando de conformidad el acta de escrutinio, como se advierte en ella”.