Un momento del concierto ofrecido por la Escuela Municipal de Segovia en la Avenida del Acueducto. / kamarero
Publicidad

La Feria del Libro de Segovia finalizó con un ligero incremento en las ventas con respecto a la edición pasada, como afirmó el presidente de la Asociación de Libreros de Segovia, Guillermo Herrero. La mayor parte de los libreros coinciden en que este aumento se ha debido, principalmente, al cambio de fecha en su celebración. Las pasadas ediciones se celebraron en el mes de julio, cuando las temperaturas son excesivamente elevadas, repercutiendo negativamente. Sin embargo, se decidió adelantar la Feria al mes de junio, ya que las temperaturas son más suaves.

Por otro lado, Guillermo Herrero quiso destacar la contribución de la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (CEGAL) con el portal web todostuslibros.com. Además, la colaboración de la Biblioteca Pública de Segovia con diferentes actividades infantiles ha sido muy favorable.

El concierto ofrecido por la Escuela Municipal de Música y Danza de Segovia clausuró la edición número 44 de la Feria del Libro. En palabras de su coordinadora, Carmen Vaquerizas, se ofreció un repertorio variado dirigido al público de las casetas.

Entre los libros más vendidos de tirada nacional se encuentran ‘Lluvia fina’, de Luis Landero;’Largo pétalo de mar’, de Isabel Allende, o ‘El monstruo de colores’, de Ana Llenas. Por su parte, entre las publicaciones locales más solicitadas sobresale ‘Rostros de la trashumancia’, de Guillermo Herrero.

A pesar de que aún no se manejan cifras exactas, las sensaciones entre los libreros son buenas. En este sentido, el clima ha sido la clave del éxito de esta jornada.
En definitiva, la Feria del Libro se despide con buen sabor de boca, esperando mantener el éxito en próximas ediciones.