El Apoderado de Honor, Emilio de Frutos, y el presidente de la Asociación Cultural Plaza Mayor, Francisco del Caño. / Nerea Llorente
Publicidad

Un año más, y ya van ocho, las calles del barrio de la Judería se transformarán el 7 de julio para celebrar, como si de Pamplona se tratase, los San Fermines segovianos; en una cita que se ha convertido ya en toda una tradición y jornada festiva para mayores y sobre todo para los más pequeños.

Este año, además, el ‘encierro taurino’ se celebrará el mismo día de San Fermín, lo que sin duda ayudará a los corredores a lo largo del recorrido.

A las 11.30, en una calle de Santa Ana convertida para la ocasión en la pamplonesa Cuesta de Santo Domingo, calle Estafeta, calle Telefónica y plaza de toros, tendrá lugar la suelta de los toros, que un año más se encargará de conducir la empresa Tirotateiro.

Será después de realizar los cánticos a San Fermín, periódico en mano y ataviados con los colores propios de la tradicional fiesta taurina.

El pregón de esta octava edición estará a cargo de la Peña Taurina Victoriano de la Serna; además, la Asociación Cultural Plaza Mayor de Segovia, que organiza el evento, ha elegido al torero y empresario de la plaza taurina de Segovia, Emilio de Frutos Muñoz, como Apoderado de Honor. Ambos recibirán como premio un botijo decorado por el pintor Lope Tablada Martín.