La oficina de Empleo registra un aumento de demandantes en el primer trimestre del año. / KAMARERO
Publicidad

El número de parados en Castilla y León creció en 11.600 personas en el primer trimestre del año (un 9,31 por ciento más, frente a una subida nacional del 1,51 por ciento) lo que sitúa el total de desempleados de la Comunidad en 136.700 y supone una tasa de paro del 12,42 por ciento sobre la población activa (2,28 puntos por debajo de la media nacional, que fue del 14,70 por ciento), según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) hechos públicos por el Instituto Nacional de Estadística (INE)

Esto supone el segundo mayor incremento del paro del país en términos absolutos, tras Baleares, y el cuarto en términos relativos, tras Baleares, Cantabria y Asturias.

Por provincias, la tasa de paro más baja se registró en Soria, con el 6,89 por ciento (2.900 parados), seguida de Segovia (9,87 por ciento y 7.200 parados); Burgos (11,35 por ciento y 19.400 personas sin trabajo); Valladolid (11,45 por ciento y 28.700 desempleados); Salamanca (13,01 por ciento y 19.500 parados); León (13,11 por ciento y 26.300 personas sin empleo) y Palencia (13,24 por ciento y 9.400 parados). Por debajo de la tasa regional se encuentran Zamora, con 14,87 por ciento y 11.100 parados, y Ávila, con una tasa del 17,87 por ciento y 12.200 parados.

Mientras tanto, la tasa de actividad más elevada se registró en Burgos (57,25 por ciento y 151.600 ocupados), seguida de Valladolid (57,13 por ciento y 222.000 ocupados), Segovia (56,28 por ciento y 65.600 ocupados), Soria (56,15 por ciento y 39.500 ocupados), Salamanca (52,98 por ciento y 130.400 ocupados), Palencia (52,50 por ciento y 61.600 ocupados), Ávila (50,81 por ciento y 56.200 ocupados), León (50,20 por ciento y 174.500 ocupados) y Zamora (49,06 por ciento y 63.300 ocupados).

preocupación en la FES

La Federación Empresarial Segoviana ha analizado las cifras de la EPA en Segovia, y señala que el incremento del 0,59 por ciento registrado en el primer trimestre del año obedece a la «incertidumbre del empresariado ante los próximos procesos electorales, unida al aumento de los costes sobre el empleo que se traducen en una evidente y preocupante desaceleración económica».
Para la patronal segoviana, esta situación «sólo podría revertirse con el desarrollo de políticas económicas que supongan verdaderas reformas estructurales que ayuden a las empresas que son las generadoras de empleo».
Los empresarios valoran el hecho de que la tasa de paro en la provincia sea la segunda menor de la región, y una de las menores de todo el país, y subrayan el descenso interanual del 27,02 por ciento, por el que la provincia recuperó 2.661 puestos de trabajo.