Vallado colocado sobre el último socavón de este tramo del paseo, a la altura del aparcamiento de autobuses. / Kamarero
Publicidad

D-Todo Ingeniería y Desarrollo es la empresa que ejecutará las obras de renovación del colector de la red de saneamiento de la ciudad situado en el subsuelo del paseo de Ezequiel González, en un tramo de casi 300 metros comprendido entre la rotonda de la Comisaría de Policía Nacional y la del puente de Sancti Spiritu.

La inversión ascenderá finalmente a 90.196 euros (IVA incluido), lo que rebaja en casi 31.000 euros el presupuesto de licitación.

La Junta de Gobierno Local aprobó el 6 de julio el proyecto después de que la alcaldesa, Clara Luquero, anunciara en mayo que esta obra se iba a ejecutar con cargo a los remanentes de Tesorería de 2017 y con el compromiso por parte de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de asfaltar el carril afectado cuando finalice la intervención municipal, ya que esta vía es de titularidad autonómica.

Sin embargo, no fue hasta el 30 de agosto cuando también la Junta de Gobierno Local acordó la declaración de esta inversión como financieramente sostenible, requisito imprescindible para la utilización de los remanentes de Tesorería del Ayuntamiento procedentes del ejercicio anterior.

Ya en noviembre, el día 22, Luquero comentó que las obras comenzarían “muy pronto” y justificó que los procedimientos se alarguen durante meses porque la Ley de Contratos “ha ralentizado” el trabajo de las corporaciones locales que, por otro lado, debido a la tasa de reposición limitada de sus plantillas, han perdido recursos humanos “y ahora es cuando se está viendo”.

En este caso concreto, indicó que “primero se tuvieron que declarar remanentes, después declarar la obra financieramente sostenible, luego hay que hacer el anteproyecto o la memoria valorada, aprobarla, iniciar la licitación, adjudicarla y luego puede pasar un mes hasta que se firma el contrato”.

El Ayuntamiento publicó en la Plataforma de Contratación del Sector Público el anuncio que abría el procedimiento de licitación el 8 de noviembre y el decreto de adjudicación del contrato no se ha firmado hasta el 28 de diciembre.

Hay que tener en cuenta que de las nueve empresas que presentaron ofertas, una de ellas lo hizo con una cantidad anormalmente baja, lo que obligó a la Mesa de Contratación del Ayuntamiento a solicitar una justificación de los costes estimados.

Finalmente, el informe técnico aconsejó no tener en cuenta esta oferta porque la empresa había incluido un material distinto al proyectado.

El tramo afectado ha sufrido hundimientos en los últimos años y en febrero de 2018 se produjo un nuevo socavón a la altura del cruce del paseo de Ezequiel González con la calle Los Barreros, por la rotura del colector de tubería de hormigón que ahora se va a sustituir por otra PEAD (de Polietileno de Alta Densidad) corrugada.

El plazo de ejecución es de un mes desde el acta de replanteo de la obra.