Todos los árboles se deben plantar en zonas de uso público dentro de los cascos urbanos para que se integren en la vida de los vecinos. / EL ADELANTADO
Publicidad

La Diputación de Segovia repartirá este año entre los municipios de la provincia que lo soliciten un total de 1.764 árboles, es decir, 71 más que los que distribuyó en 2018. Esta acción está enmarcada en el programa de recuperación del olmo y la introducción de la especie resistente a la grafiosis, por lo que entre los plantones a repartir hay 250 ejemplares de olmo común o blanco, cuya solicitud es obligada, según indica la institución provincial en una nota informativa.

Las plantas son cedidas por el Centro Nacional de Recursos Genéticos Forestales de Valsaín (Cnrgf) del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama), para su plantación en zonas de uso público dentro de cascos urbanos.

La institución provincial ha aprobado en su última junta de Gobierno las bases de la convocatoria del reparto, que se han publicado el miércoles 6 de febrero en el Boletín Oficial de la Provincia y al que puede optar cualquier municipio de la provincia de menos de 5.000 habitantes.

Los municipios de menos de 500 habitantes podrán recibir un máximo de 15 árboles; los de 500 a 1.000 hasta 20; los de 1.000 a 1.500, 25; los de 1.500 a 3.000 treinta; y los de 3.000 a 5.000 como mucho 35 árboles; una cantidad que se incrementará en los ayuntamientos con núcleos dependientes, aportándoseles dos por cada núcleo, hasta un máximo de diez.

No obstante, será requisito esencial que al menos una unidad de las solicitadas corresponda al ulmus minor (olmo), procedente del Programa Nacional de Mejora y Conservación de los Recursos Genéticos de los Olmos Ibéricos. En el caso de que las solicitudes presentadas no lleguen a cubrir el total de las plantas disponibles, las sobrantes se repartirán entre los ayuntamientos solicitantes en proporción a su número de habitantes, detalla la Diputación.
Una vez realizado el reparto, las entidades locales beneficiadas deberán recoger las plantas en el Cnrgf, situado en el municipio del Real Sitio de San Ildefonso.

Los ejemplares a los que se puede optar son 250 olmos común o negrillo; 100 olmos blancos; 13 arces; 12 libro cedros; 20 castaños de indias; 60 agracejos; 92 espinos; 70 madreselvas; 53 fresnos; 20 acebos; 100 aligustres y 24 botoneros.

Las diferentes especies de pino más habituales en el territorio segoviano son los árboles de mayor disponibilidad, ya que se pueden solicitar 500 pinos piñoneros; 250 pinos silvestres y 200 negrales.