09-1-Diputación-cuadrillas-forestales
Uno de los objetivos principales de estas cuadrillas es la prevención de incendios forestales. / E. A.
Publicidad

La campaña forestal de la Diputación para 2018 ha comenzado y seis cuadrillas formadas por un capataz y tres peones, coordinados por un ingeniero forestal, están ya a disposición de los ayuntamientos para llevar a cabo trabajos de acondicionamiento en zonas perimetrales de entornos urbano-forestales de los núcleos de población. La institución confía en que se acondicionen cerca de 200 hectáreas.

Con estas labores se trata de actuar en la prevención de incendios y en la mejora medioambiental, pero también de poner en valor algunas infraestructuras públicas como puentes, lavaderos, márgenes de arroyos, etc, a los que se dará prioridad. La contratación de los trabajadores, que ha coordinado el Área de Promoción Económica que dirige el diputado Jaime Pérez, se hace posible con una subvención de 300.000 euros otorgada por la Junta de Castilla y León, y otros casi 300.000 euros aportados por la institución provincial.

Las cuadrillas se han repartido en seis zonas de la provincia ubicadas en sendas bases de operaciones en El Espinar, Carbonero, Navafría, Riaza, Cantalejo y Cuéllar. A cada una se le asigna una serie de municipios donde ejercerán su ámbito de actuación. Los ayuntamientos ya disponen de la información necesaria para solicitar las actuaciones de estas brigadas.

Una vez evaluadas las peticiones y atendiendo a la combinación de criterios técnicos, prelación y prioridad por el peligro de incendio, se llevan a cabo las labores, que siempre serán en terrenos de titularidad pública. Los equipos estarán operativos hasta el próximo 30 de noviembre, fecha de finalización de su contrato.

Como norma general el tiempo de trabajo asignado a cada municipio tendrá en cuenta tanto el núcleo principal como las entidades locales menores, barrios, anejos, etc, asignando entre 2 y 5 días por núcleo principal (3 días de media) y entre 1 y 3 días por anejo.

Así se pretende llegar, al menos, a la cifra de 183 hectáreas de terreno acondicionadas en 2017. Para ello cada equipo de trabajadores está dotado con una furgoneta tipo combi, desbrozadoras, motosierras y herramientas de mano que han sido aportadas por la propia Diputación, con lo que el parque de maquinaria para este tipo de trabajos asciende a 24 desbrozadoras, 6 motosierras y 6 furgonetas.

Además los equipos disponen de un teléfono móvil tipo Smartphone con conexión de datos; de esta forma se ha producido una mejora sustancial con respecto al 2016, pues los encargados de las cuadrillas han podido tanto localizar las parcelas solicitadas en campo, como realizar las mediciones correspondientes a los trabajos (mediante la app CARTODRUID), pudiéndose además realizar y recibir envíos de forma remota: partes de trabajo, fotografías, mediciones, etc.

Las actuaciones se centran en desarrollar trabajos de prevención de incendios en zonas urbano-forestales con aperturas de fajas auxiliares contra incendios en carreteras y caminos rurales; tratamientos silvícolas de masas arboladas en parcelas de montes públicos próximas a los pueblos; adecuación de áreas recreativas y riberas; apertura y mantenimiento de sendas y trabajos diversos de colocación de señales, reposición de mojones, limpieza de pasos de agua y despeje de cunetas, plantaciones o reposición de marras.