Miguel Ángel de Vicente charla con Rosa Velasco. / El Adelantado
Publicidad

En su objetivo de mantener el legado cultural de la provincia y de apoyar a aquellas entidades y asociaciones que en su día a día trabajan por ser conservadoras y exponentes de ese acervo, la Diputación de Segovia ha vuelto a unir recientemente su nombre al de la asociación cultural La Esteva para contribuir a llevar a cabo un evento que cada verano comparte la tradición de la danza segoviana con diferentes agrupaciones internacionales y, sobre todo, ofrece a los segovianos la posibilidad de conocer las similitudes y diferencias entre las danzas tradicionales de la provincia y las del resto del mundo.

Y es que el Festival Internacional de La Esteva, que en su última edición ha contado con formaciones procedentes de Chipre, Tatarstán, Albacete o Salamanca, reúne cada año a una variada representación de conjuntos llegados de distintos puntos del planeta que, en una serie de exhibiciones, muestran que el folclore es algo que crea identidad, pero también un vínculo entre civilizaciones.

Por estos motivos, la Diputación ha querido ser un año más partícipe de un festival que en su trigésima segunda edición ha tenido también presencia en Carbonero el Mayor, y ha colaborado con el evento con una subvención de 3.000 euros, que la asociación deberá justificar antes del próximo 31 de octubre.

Aunque el evento tuvo lugar a mediados del mes de julio, el retraso en la constitución de la corporación provincial había aplazado la firma del acuerdo, por lo que recientemente la presidenta de La Esteva y directora del festival internacional, Rosa Velasco, visitaba a Miguel Ángel de Vicente, presidente de la Diputación, y además de felicitarle por su nombramiento, le agradecía el apoyo mostrado por la institución a uno de los festivales folclóricos más importantes de la provincia.

La colaboración entre la institución y la asociación se remonta varios años atrás y su relación no sólo se limita a la consecución del Festival Internacional de La Esteva, sino que se manifiesta de otras maneras y en otras celebraciones también. Hace dos meses, los danzantes de la asociación bailaban un año más en la representación de zarzuela del Cuadro Lírico Julián Gayarre en el Teatro Juan Bravo de la Diputación, mientras que en el mes de febrero el espacio escénico más importante de la provincia acogía la gala solidaria ‘¡Que nos quiten lo bailao!’, a beneficio de la Asociación Síndrome de Down Segovia.