11_1nerea-misa
Los católicos segovianos aportan apenas el 3,2 por ciento del dinero que recibe anualmente la diócesis./ NEREA LLORENTE
Publicidad

De forma callada pero firme, la diócesis de Segovia trabaja año tras año por cumplir no sólo los objetivos marcados en los distintos planes pastorales, sino también en mantener vivo el ingente legado histórico y patrimonial que esta provincia conserva.

Números mandan. Con ocasión de la celebración el pasado mes de noviembre del Día de la Iglesia Diocesana, la diócesis dio a conocer a los católicos de la provincia un somero balance de su actividad económica, pastoral y asistencial, cumpliendo de esta forma el compromiso de transparencia auspiciado desde la Conferencia Episcopal Española para despejar cualquier tipo de duda sobre la gestión diocesana.

Las grandes cifras de ingresos y gastos en el pasado ejercicio económico señalan una balanza positiva para las arcas diocesanas. Así, la iglesia segoviana dispuso en 2017 de un total de 3.771.363, 94 euros, de los que gastó 3,491.337,58, lo cual deja un saldo positivo de poco más de 280.000 euros.

En el desglose de ingresos, la aportación del IRPF a través de la ‘equis’ en la Declaración de la Renta es la que mayores fondos aporta, un 55,67% del total, y los ingresos de patrimonio, servicios, subvenciones públicas y corrientes alcanzan el 34,9%. Las aportaciones de los fieles a través de colectas, suscripciones y similar alcanzan apenas el 3,28 por ciento del total, y los ingresos financieros suponen el 6,17%.

En cuanto a los gastos, la conservación de edificios, el funcionamiento corriente y acciones pastorales y asistenciales son en su conjunto el mayor montante, con un total del 46,1 por ciento. Este porcentaje se desglosa en el 26,03 por ciento destinado a conservación y funcionamiento y el 20,08 por ciento para acciones pastorales y asistenciales.

Como es obvio, las retribuciones se llevan la ‘parte del león’ del dinero de la diócesis, ya que el 44,74 por ciento va destinado a los salarios de los 152 sacerdotes que trabajan en la provincia y el 7,45 para el pago de los sueldos del personal seglar.

En lo que se refiere a la acción celebrativa, la diócesis tuvo una gran actividad en la administración de sacramentos, oficiando un total de 825 bautismos, 835 comuniones, 554 confirmaciones y 342 matrimonios.

Para desempeñar toda la tarea pastoral y evangelizadora, Segovia cuenta con un total de 330 parroquias atendidas por 152 sacerdotes, en las que colaboran 425 catequistas y 78 celebradores de la palabras. Además, existen un total de 15 monasterios y 280 relgiosas profesas, así como 20 religiosos no sacerdotes; y fuera de las fronteras de la provincia un total de 188 misioneros segovianos expanden su acción en los cinco continentes.

La acción caritativa de la iglesia diocesana ha supuesto la atención de 2.500 personas en la provincia a través de los programas asistenciales que desarrolla principalmente Cáritas, a los que se suman las 139 personas atendidas en el Centro de Orientación Familiar (COF). Además, los proyectos solidarios que desde Manos Unidas en Segovia se están desarrollando han contado con una inversión de 193.851 euros.