La prevalencia de la degeneración macular crece progresivamente con la edad. / EL ADELANTADO
Publicidad

Los ópticos-optometristas de Segovia remarcan la importancia de la prevención y la detección precoz, con la consecuente derivación al especialista adecuado, como herramientas fundamentales con las que se pueden paliar hasta el 50 por ciento de los casos de pérdida visual, una condición que lleva progresivamente a la persona que la padece a experimentar un estado de discapacidad visual que le provoca la imposibilidad de realizar tareas en la vida cotidiana.

Los profesionales de Segovia, integrados en el Colegio de Ópticos-Optometristas de Castilla y León (COOCYL), aseguran que con el control periódico del fondo de ojo que realiza el óptico-optometrista se puede advertir la aparición de la degeneración macular asociada a la edad (DMAE), que está detrás del 32% de los casos de baja visión y del 15% de los casos de ceguera.

En este contexto, la delegada de COOCYL en Segovia, Amparo Martín Navas, asegura que, como “ópticos-optometristas, sabemos la importancia de la detección precoz de esta patología, por lo que en cada uno de nuestros establecimientos de óptica hay un especialista capaz de reconocer e identificar sus síntomas con diferentes pruebas diagnósticas”; además, añade, “conocemos qué tipo de alternativas terapéuticas puede llevar el paciente, pudiendo hacer un seguimiento de su evolución y proponer alternativas y todo tipo de ayudas a la limitación de su capacidad visual, si ésta se ve muy disminuida”.