Alameda del Parral, en la ribera del río Eresma. / Kamarero
Publicidad

El Gobierno municipal ha declarado desierta la concesión de explotación del quiosco-bar de propiedad municipal situado en la alameda del Parral, ya que no se ha presentado ninguna oferta.

A través de la Junta de Gobierno Local, el Gobierno municipal socialista había abierto un procedimiento para otorgar esta concesión demanial —que permite el uso privativo de la instalación, exclusivo y excluyente— por un periodo de dos años, prorrogable por uno más, con un presupuesto base de 3.002,56 euros anuales (sin contar el IVA), que los licitadores tenían que mejorar o al menos igualar.

El anuncio de la licitación se publicó en la Plataforma de Contratación del Sector Público el 29 de marzo; el plazo de presentación de ofertas comenzó al día siguiente y concluyó el 29 de abril.

El servicio municipal correspondiente justifica este contrato por la posibilidad de “proporcionar un lugar de ocio y esparcimiento que contribuya a satisfacer las necesidades de los usuarios que acuden a estos espacios públicos”.

El Ayuntamiento permitía el establecimiento de una terraza de hostelería junto al quiosco-bar, aunque el precio de la concesión no excluía el pago de la correspondiente tasa por ocupación del espacio público con la misma.

La explotación de este quiosco-bar debía efectuarse, como mínimo, durante los meses de mayo a septiembre, ambos inclusive, siempre y cuando el tiempo lo permitiera.