Mirador de la Canaleja en obras
Una avería en una red pública ha obligado a una reparación en el pavimento de esta zona de acceso a la Canaleja. / KAMARERO
Publicidad

La Concejalía de Obras del Ayuntamiento de Segovia está acometiendo durante este mes varias obras menores, además de la ejecución de las actuaciones comprendidas en el proyecto de ampliación de la zona peatonal de la plaza de la Artillería. Algunas ya están concluidas, como una acera en la calle San Antón, en Santa Eulalia y un parterre en el barrio de La Fuentecilla, en la carretera de Villacastín. En los próximos días se terminará un muro que se está construyendo a la altura de la calle Poleo para impedir el libre acceso al hueco existente entre los bloques de viviendas y el talud de Las Lastras.

La concejala Paloma Maroto explica que, tal y como se informó en la Junta de Gobierno Local del pasado 23 de noviembre, en las últimas semanas se ha realizado una acera en la calle de San Antón, en un tramo donde hasta ahora no la había y se trataba de una demanda vecinal a la que se ha respondido cuando ha habido disponibilidad económica.

Maroto explica que la acera se ha ejecutado en la parte de las viviendas casi en la confluencia con la calle de Santa Isabel, mientras que en el margen contrario, donde se encuentran las instalaciones militares de la Academia de Artillería, la acera permanecerá indicada con señalización horizontal; es decir con una línea de color blanco. La inversión ha ascendido a 9.810 euros.

Por otro lado, en el barrio de La Fuentecilla se ha dado respuesta a una demanda de la Asociación de Vecinos Santa Teresa-Puente de Hierro y se ha acometido el acondicionamiento de un parterre que se encontraba en mal estado.

Según las explicaciones de la concejala de Obras, este espacio e encuentra próximo al cruce del camino del Tejerín, la calle en la que se encuentra la parroquia de Santa Teresa y además, junto a una zona de aparcamiento de vehículos, por lo que los conductores que dejaban allí sus coches tenían que soportar algunas molestias.

Maroto ha comentado que también en este caso las obras, que suponen una inversión de 6.085 euros, se han ejecutado en su totalidad e incluso han incluido algún elemento embellecedor, como pintura verde.

Muro disuasorio

Por otra parte, en el barrio del Cristo del Mercado, se está construyendo un muro en el entorno de la calle Poleo porque el Ayuntamiento ha recibido quejas de los vecinos de las viviendas de esta zona ya que el hueco existente entre los bloques de edificios y el talud de Las Lastras corría el riesgo de convertirse en un vertedero, ya que se depositaban basuras, o incluso en urinario improvisado, con las consiguientes molestias para las familias que residen allí.

Consejo municipal de accesibilidad

También en las últimas semanas se han realizado algunos trabajos de mejora de la accesibilidad en diferentes barrios de la ciudad, según ha confirmado Maroto, quien indica que se trata de diferentes medidas llevadas a cabo por la Concejalía de Obras a partir de las recomendaciones del Consejo municipal de Accesibilidad y para las que el Gobierno municipal reserva todos los años una partida que en este ejercicio asciende a 25.000 euros.

Según la concejala, en su mayoría son actuaciones sencillas y poco costosas que, sin embargo, pueden hacer más fácil la vida a personas con alguna capacidad diferente como las que se mueven por la ciudad en sillas de ruedas pero también a mayores con dificultades para andar o simplemente a familias con carritos de bebés o con carros de la compra. Entre otros trabajos se llevan a cabo varios rebajes en aceras en los cruces para situarlas al nivel de la calzada.

Avería

A mayores, la Concejalía también está interviniendo en la bajada de la Canaleja, en el casco histórico, debido a una avería en una de las redes públicas, que ya fue reparada pero ahora debe consolidarse el pavimento.