La vegetación casi oculta la Muralla en este tramo de la zona norte del monumento, que fue declarado Bien de Interés Cultural en 1949. / Kamarero
Publicidad

La Comisión Territorial de Patrimonio Cultural ha dado esta semana luz verde al proyecto de restauración de un tramo de 330 metros de la Muralla de Segovia, en la zona del Hospital de la Misericordia del paño norte. Con esta autorización el Ayuntamiento de Segovia está en plazo para remitir al Ministerio de Fomento la documentación requerida para la cofinanciación de las obras con cargo al 1,5% cultural.

La concejala de Patrimonio Histórico, Claudia de Santos, ha recordado que el Ministerio notificó el pasado mes de marzo la resolución provisional que incluía este proyecto entre las actuaciones a financiar dentro de la convocatoria de 2018.

La evaluación de solicitudes se llevó a cabo por una Comisión de Valoración, adscrita a la Dirección General de Arquitectura, Vivienda y Suelo y compuesta por ocho vocales, cuatro de este organismo y los otros cuatro de la Dirección General de Bellas Artes del Ministerio de Cultura y Deporte.

La notificación del Ministerio al Ayuntamiento incluía las condiciones de financiación propuestas y abría un plazo de 10 días para aceptarla o, en su caso, para la presentación de alegaciones. El Gobierno municipal comunicó su aceptación tras un acuerdo de la Junta de Gobierno Local, teniendo en cuenta que la subvención concedida provisionalmente asciende a 1.135.231,43 euros, el 75% del coste estimado del proyecto, sin incluir aspectos como la dirección de obra o la redacción del proyecto de ejecución.

El Ayuntamiento destinará 480.000 euros a la restauración del citado tramo, que se encuentra entre los cubos 42 y 51 de la Muralla y que los responsables municipales consideran que es el que se encuentra en peor estado de los más de tres kilómetros de esta fortificación, una de las de mayor longitud del Estado y que se conserva prácticamente en su totalidad.

Documentación exigida

Tras la aceptación de la cofinanciación, el equipo de Gobierno tenía un plazo de tres meses (90 días) para remitir el informe favorable de la Comisión de Patrimonio (el obtenido esta misma semana), el proyecto de ejecución, actualizado en cuanto a normativa y precios (y sin incremento sobre el presupuesto aprobado por la Comisión Mixta) y un certificado de la existencia de autorización y disposición de crédito de la aportación económica municipal, especificando las anualidades que figuren en la resolución provisional.

De Santos espera que la resolución definitiva “no tarde mucho”, aunque reconoce que el verano y el procedimiento de licitación pueden demorar varios meses el inicio de las obras.