Los responsables de Turismo del Ayuntamiento de Segovia insisten en la necesidad de “gestionar el éxito” para evitar saturación o presión turística. / Kamarero
Publicidad

La capital segoviana alcanza un índice de presión turística de 5,6; lo que significa que el año pasado por cada habitante empadronado en la ciudad se registraron más de cinco viajeros en los establecimientos hoteleros del municipio, según los datos oficiales que maneja el Instituto Nacional de Estadística en su Encuesta de Ocupación Hotelera.

Este es uno de los datos más relevantes del último Boletín del Observatorio Turístico de la empresa municipal Turismo de Segovia, publicado esta misma semana. La concejala Claudia de Santos ha destacado que la ciudad lidera en Castilla y León prácticamente todos los segmentos de la citada Encuesta de Ocupación Hotelera y considera significativo que la estancia media se haya situado en 2018 en 1,76 noches.

Hay que tener en cuenta que se trata del quinto año consecutivo en el que crece este indicador, mientras en otros destinos cercanos, también del área de Madrid, como Ávila o Toledo, se ha situado en 1,46 y 1,54, respectivamente.

Otro dato relevante es que en 2018 las pernoctaciones en establecimientos hoteleros segovianos superaron la cifra del medio millón, cifra que “obliga a una necesaria gestión del éxito turístico”, según De Santos.

La responsable municipal considera que el sector turístico “es la gran industria de la ciudad y hay que seguir trabajando para incrementar la calidad, planificar a largo plazo, fragmentar los flujos turísticos (diversificar la oferta) e implicar a todo el sector y a los públicos locales”.

Cautela

Precisamente, el responsable de Marketing de Turismo de Segovia, Juan Berdugo, señala que, aunque los resultados de 2018 son “eminentemente positivos”, deben tomarse con cautela, al tiempo que desde el Boletín invita a los agentes del sector, públicos y privados, a desempeñar un papel más activo, “centrado en desarrollar un trabajo coordinado y eficiente que palíe los efectos negativos que pueda sufrir el destino”.

En este sentido, el Observatorio Turístico de Segovia ha analizado la influencia de las condiciones meteorológicas en el comportamiento de quienes visitan la ciudad o los potenciales visitantes y los resultados confirman el conocimiento popular que indica una relación entre precipitaciones de nieve o lluvia y bajas temperaturas y turismo. De hecho, durante el primer semestre de año pasado tuvieron un peso negativo en las visitas guiadas por la ciudad “hasta el punto de no lograr superar el número de participantes del año anterior por primera vez en muchos años”.

El boletín se hace eco del informe de perspectivas para 2019 de Exceltur (asociación sin ánimo de lucro que forman 28 de las más importantes empresas de la cadena de valor turística y los subsectores del transporte aéreo, ferroviario, marítimo y terrestre, alojamiento, agencias de viaje y tour operadores, medios de pago, alquiler de coches, hospitales turísticos y centrales de reservas) que hace hincapié en la alta probabilidad de que el crecimiento turístico se ralentice en todo el país de una manera acusada, en parte por las posibles consecuencias del Brexit y también por la probable recuperación de destinos de competencia directa con España.

Procedencia de los turistas

Entre la procedencia de los visitantes extranjeros que llegaron a Segovia el año pasado llama la atención que la segunda posición sea para los argentinos, después de estadounidenses y por delante de franceses o chinos. Desde el Observatorio de Turismo de Segovia lo califican de sorpresa porque “todo hacía apuntar a que fuese China, por su importantísimo crecimiento durante los últimos años, y no el país sudamericano el que disputase a Francia el segundo puesto.

Aunque la información de las diferentes oficinas de turismo muestra que el mercado emisor chino se ha estancado, en la empresa municipal creen que hay que tener en cuenta factores como la barrera cultura e idiomática, que puede frenar a los turistas chinos más que a otros a la hora de hacer uso de las oficinas o su interés por combinar la visita a Segovia con otros destinos, lo que les lleva a conocerla en grupos organizados y de una manera más rápida y superficial.

Madrid sigue siendo el principal emisor de turistas hacia Segovia (el 16,68% de los visitantes en 2018), diez puntos por encima del resto de Castilla y León, mientras los procedentes de Andalucía y Comunidad Valenciana suman un 13% del total.

En cualquier caso, las más de 880.000 personas que visitaron el Centro de Recepción de Visitantes, y por lo tanto el Acueducto, nuevo récord, “hace factible que algún día esta cifra llegue al millón”, señalan, teniendo en cuenta que sondeos como el dado a conocer recientemente por Sigma Dos sitúan al ingenio romano como el quinto monumento más conocido del país.

Berdugo hace una estimación todavía mayor sobre el número total de visitantes que recibe la ciudad al año, teniendo en cuenta los que no pasan por oficinas, museos, etc., y cree que no es descabellado situar esa cifra entre los dos y los tres millones.

Alojamientos no reglados

El boletín se hace eco de la existencia cada vez mayor de alojamientos no reglados, alegales o ilegales, cuyas plazas, viajeros y pernoctaciones no están registradas por las encuestas del INE. En este sentido, informes de la empresa AirDna (especializada en el análisis de este tipo de alojamientos) indican que en Segovia capital hay un total de 158 apartamentos activos en las plataformas Airbnb y HomeAway, con una media de 2,3 habitaciones y capacidad media total de 5,3 plazas por apartamento, lo que suma 883,4 plazas. Teniendo en cuenta que las hoteleras llegan a 2.335 (un 8,3% más que en 2017), “se podría decir que las alegales suponen el 26,4%” de la oferta total de alojamientos turísticos de la ciudad.

Museos

Entre los nueve museos que analiza el Boletín del Observatorio Turístico de Segovia las primeras posiciones por número de visitantes son para la Casa Museo de Antonio Machado (18.937), Puerta de San Andrés (17.010), Real Casa de Moneda (16.414) y Museo de Arte Contemporáneo Esteban Vicente (16.340), este último gestionado desde un consorcio que preside la Diputación Provincial.