6_1nerea-catedral
El publicó siguió con interés y atención las explicaciones del guía a lo largo de las distintas etapas de la visita. / NEREA LLORENTE
Publicidad

Más de un centenar de personas participaron ayer en la visita guiada con la que el Cabildo Catedral quiso dar un mayor realce a la víspera de la solemnidad de la Inmaculada Concepción dando a conocer al público la rica iconografía que atesora entre sus muros, referida a la Virgen María.

La Capilla del Santísimo fue el lugar desde el que arrancó la visita guiada, dirigida por uno de los guías oficiales de la seo segoviana, que explicó no sólo las características y detalles de las distintas obras en las que se recogen detalles de escenas del relato evangélico protagonizadas por la madre de Dios, sino la evolución artística de la representación sobre María que han plasmado los diferentes pintores a lo largo del tiempo en el patrimonio de la Catedral.

En la capilla, el público pudo contemplar una bonita talla románica del siglo XII de la Virgen con el Niño recientemente restaurada por el Cabildo, y perteneciente a la antigua catedral ubicada frente al Alcázar.

En un ambiente de silencio y oración, el recorrido llevó a los visitantes a las capillas de La Piedad, San Andrés y la capilla de la Concepción, uno de los exponentes barrocos del templo construida en el siglo XVI y reformada a principios del XVII que alberga imágenes como la ‘Inmaculada’ de Antonio de Herrera, una de las obras más señeras del templo.

Además, la visita sirvió para admirar el retablo de Juan de Juni ‘Llanto por el Cristo Muerto’, en la recientemente restaurada capilla de La Piedad, así como el tríptico de ‘El Descendimiento’ de Ambrosius Benson.

Esta obra apura sus últimos días en la capilla de San Andrés antes de ser trasladado al nuevo museo catedralicio a finales del presente mes.

Tras la visita, tuvo lugar la Vigilia de Oración de la Inmaculada presidida por el obispo de Segovia César Franco, que hoy celebrará la solemne eucaristía de la solemnidad en la Capilla del Santísimo a las 12,30 horas, en la que impartirá la bendición papal.