El turismo nacional y extranjero sigue siendo fiel a la Catedral, aunque en menor medida el pasado año./ KAMARERO
Publicidad

Pese a ser el segundo mejor dato de toda la serie histórica desde que se toman este tipo de registros, el número de visitantes a la Catedral registrado el pasado año supuso un descenso del 5,36%  con respecto a 2017.

Las 390.949 personas que visitaron la seo segoviana en 2018 es un dato considerado “positivo” por el Cabildo Catedral, que justifica el descenso de visitas en un primer semestre marcado por el mal tiempo, en el que el descenso de visitas alcanzó el 11,35 por ciento con una pérdida de 21.776 visitantes con respecto al mismo periodo de 2017.

El balance estadístico que realiza el Cabildo Catedral señala que el segundo semestre permitió una significativa remontada, con un comportamiento parecido al del pasado año, que permitió experimentar una ligera subida de 164 visitantes con la que compensar las pérdidas registradas en los primeros seis meses del año.

Los datos de la entrada mensual en el templo –que no contemplan las visitas en horario de entrada libre los domingos ni el global de las entradas gratuitas por otras causas- sitúan el mes de agosto como el de mayor afluencia turística, contabilizando un total de 47.903 visitantes, un 0,3% más  con respecto a 2017.

Octubre es el segundo mes con mayor número de entradas a la catedral, con 41.459 y un 5% menos que en el año anterior, y mayo ocupa la tercer aposición con 40.759 entradas y un descenso del 5,2%.

Abril fue el mes que evidenció el mayor descenso de visitas en la Catedral durante 2018, donde las 34.497 entradas contabilizadas supusieron un descenso del 21% , que el Cabildo precisa que es motivado a la coincidencia de la Semana Santa en la última semana de marzo.

También fueron meses ‘malos’ para la Catedral los de enero (16.417 visitas/ -18,3%) y febrero (17.582/-13%). En el lado opuesto, noviembre elevó sus cifras un 6% hasta alcanzar los 27.510 visitantes.

De cara al presente año, la reciente apertura de la sala de pintura bajo claustro hace presagiar al Cabildo un aumento de las cifras de visitantes, así como la consolidación de la torre como uno de los principales atractivos turísticos del templo.

La torre, cada vez más alta

La apertura de la torre al público hace ya cinco años a través de visitas guiadas ha incrementado el valor añadido del templo, aportando un gran número de visitantes. Así, el pasado año un total de 41.663 personas recorrieron las distintas estancias de la torre hasta subir al campanario, cifra que supone un 51,61% más que en 2017. Los meses de agosto (6.581 visitantes), Julio (5.192) y Septiembre (4.270) fueron los que destacaron a lo largo de 2018, aunque todos los meses se experimentaron subidas muy significativas. El aumento de visitas guiadas en el horario de verano y el “boca a boca” de los visitantes ha sido crucial para conseguir esta magnífica cifra de visitas a un recurso que cada vez es más conocido y apreciado por el visitante nacional y extranjero.