El sector servicios será el principal beneficiario del aumento del empleo, según el informe./KAMARERO
Publicidad

La campaña estival creará en Segovia un total de 1.290 empleos, un 6,6 por ciento más que en el mismo periodo del pasado año, lo que sitúa a la provincia en el segundo lugar de la región en cuanto a la evolución positiva de las contrataciones durante los meses de verano. Este dato se extrae del informe realizado por la empresa de trabajo temporal Randstad, que prevé que la campaña de verano de este año alcance las 30.000 contrataciones en Castilla y León, registrando un nuevo récord.

En concreto, durante los meses de junio, julio, agosto y septiembre, Randstad espera que se firmen 30.530 contratos en la región en los sectores de comercio, hostelería, transporte y entretenimiento, lo que supone un aumento del 6% respecto al año anterior y cerca del doble que la cifra registrada en 2010 (17.808).

Cuando se analizan los datos de la década, Randstad detecta que tras superar los 17.000 contratos en 2010 en Castilla y León, esta cifra no ha dejado de crecer, a excepción de una leve contracción en 2012 (-9,5%). Destaca por lo tanto que, desde 2013, las contrataciones en Castilla y León durante el periodo estival han crecido durante siete años consecutivos.

En el caso de las provincias de Castilla y León Ávila (8,3%), Segovia (6,6%) y Zamora (6,3%) son las provincias que registran un mayor crecimiento en la contratación con respecto a 2018. A continuación se sitúan León (4,6%), Salamanca (4,2%), Burgos (4%), Soria (2,5%) y Palencia (2,1%). Cierra la lista Valladolid con discreto 2%.

A nivel nacional, Randstad también prevé que la campaña de verano de este año marque un nuevo récord de contratación, superando las 604.00 contrataciones durante los meses de junio, julio y agosto.

En concreto, las previsiones que maneja Randstad estiman que se firmen 604.530, lo que supone un aumento del 6,5% respecto al año anterior y un 90% más que la cifra registrada en 2010.

El sector servicios ‘tira’

La contratación en esta época del año está impulsada por determinados sectores vinculados al turismo, como comercio, transporte, hostelería y ocio y entretenimiento. El importante peso del turismo, tanto internacional como interno, que no deja de crecer año tras año, es el principal dinamizador del mercado laboral en esta época.
Las características del periodo estival, por lo tanto, lleva a que la contratación temporal sea una de las opciones más utilizadas por las empresas a la hora de dar respuesta al pico de demanda, satisfacer las necesidades de los visitantes y cubrir las vacaciones de algunos profesionales.

Los profesionales, por su parte, encuentran en momentos como el periodo estival la oportunidad, según Luis Pérez, director de Relaciones Institucionales de Randstad, «de lograr su primer trabajo o de reincorporarse al mercado laboral, además de tener la oportunidad de obtener un contrato indefinido».
El turismo se posiciona, una vez más, como el principal motor de contratación durante el periodo estival. Este sector volvió a superar durante el verano de 2018 el mayor volumen de trabajadores en España de la historia, cerca de los 1,8 millones de ocupados , tras aumentar un 3,1% respecto al año anterior.

Otro hito a tener en cuenta en esta época es la campaña de rebajas, uno de los principales motores del empleo en el sector comercio y en transporte y logística, sobre todo en los últimos años, derivado del incremento del comercio electrónico. Las incorporaciones de estos perfiles comienzan en junio y se alargan durante los meses de julio y agosto, siendo promotores, dependientes y puestos de atención al cliente los más valorados.

La hostelería es otro de los sectores que más impulsan el empleo en el periodo estival. Los hoteles y otros tipos de alojamientos logran tasas de ocupación muy elevadas, llegando en muchos casos al 100%. Los perfiles más demandados son principalmente de apoyo en hoteles y restauración, como camareros, camareras de piso, cocineros o personal de recepción, entre otros.

cualidades

Randstad revela una serie de cualidades que son valoradas por las empresas interesadas en incorporar talento durante el periodo estival. En primer lugar, las empresas están interesadas en que los candidatos cuenten con experiencia en un puesto similar. De este modo, las empresas buscan responder al incremento de la demanda en un corto espacio de tiempo, por lo que una rápida adecuación al puesto de trabajo es un aspecto altamente valorado.
Debido al aumento del ocio y del turismo, especialmente internacional, el conocimiento de idiomas, especialmente el inglés, se posiciona como un requisito indispensable para muchos puestos. De hecho y de cara a ofrecer un mejor servicio a los turistas internacionales, se detecta un incremento en las demandas de las compañías de profesionales con un tercer idioma, bien europeos (francés, alemán, nórdicos) o internacionales (ruso, chino, árabe) debido al aumento de visitantes de estos países.