La Audiencia juzga hoy a un hombre que llevaba un kilogramo de cocaína

La Guardia Civil encontró la droga oculta en un paquete que había escondido en unos matorrales cuando circulaba por la Autovía A-1, en el término de Fresno de la Fuente

241

La Audiencia Provincial acoge hoy una vista oral en la que se juzga a un hombre de nacionalidad colombiana, quien fue detenido el pasado 17 de mayo y al que se le imputa un delito contra la salud pública por llevar un kilogramo de cocaína de gran pureza.

De acuerdo con el relato de la Fiscalía Provincial, al arrestado, con iniciales E.B.G.M. no le figuran antecedentes policiales. Pero estima que se trata de un delito con agravante de notoria importancia por la cantidad de droga que se trata, y de gran pureza. De hecho el valor de la sustancia en el mercado ilegal superaría los 120.400 euros.

Los hechos se remontan a la pasada primavera cuando el acusado circulaba en sentido Norte por la Autovía A-1 (Madrid-Burgos) en un Volkswagen Polo. En el término municipal de Fresno de la Fuente, antes de llegar a un control que estaba realizando la Guardia Civil, el vehículo se orilló. El conductor se bajó y escondió un paquete entre los matorrales. Luego prosiguió el viaje, según el relato del Ministerio Fiscal.

En el control policial, los agentes inspeccionaron el vehículo con el apoyo de un perro detector de drogas. El agente canino, de nombre ‘Azor 14-55’, mostró indicios de existir alguna sustancia estupefaciente. Pero ante el hallazgo negativo de sustancias se permitió al vehículo proseguir. Mientras tanto, los agentes realizaron una inspección por el lugar en el que se había detenido el coche. La patrulla encontró un paquete oculto entre unos matorrales, por lo que se incorporó a la investigación el Equipo contra la Delincuencia Organizada y Antidroga de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Segovia (EDOA) y del Equipo de Investigación de la Compañía de Sepúlveda, comprobándose que el contenido del paquete era cocaína de gran pureza. Entonces se dijo que el paquete tenía un peso aproximado de 1,3 kilogramos, valorado en 71.000 euros. Los análisis posteriores determinaron que la pureza de la droga superaba el 80%.

Luego se localizó el coche y se detuvo a su conductor por lo que fue detenido. El Juzgado de Instrucción decretó el ingreso en prisión del detenido. En el dispositivo participaron un total de 18 guardias civiles, del EDOA, Equipo de Investigación de la Compañía de Sepúlveda, SEPRONA, Destacamento de Tráfico y Servicio Cinológico de Segovia.