La Audiencia confirma la nulidad de la venta de las casas de Segovia 21

Una sentencia desestima el recurso presentado por Verae, y condena a la sociedad a reintegrar a los compradores las cantidades que habían pagado al inicio de la operación

2094
15_1kama-segovia-21
Imagen de las viviendas del complejo Segovia 21, en la finca de Quitapesares. / kamarero
Publicidad

La Audiencia Provincial de Segovia ha confirmado la nulidad de la venta de las viviendas de Segovia 21, como había dictaminado en su día el Juzgado de Instrucción número 5 de Segovia. De este modo se da la razón a los catorce dueños de los inmuebles, quienes decidieron echarse atrás tras un primer compromiso de compra.
Estos compradores de viviendas habían pedido rescindir el contrato a pesar de haber adelantado algunas cantidades económicas como señal. Alegaron luego deficiencias urbanísticas a pesar de que se habían concedido licencia de ocupación. Pero las viviendas no llegaron a escriturarse.
En la sentencia que aparece ahora, la Audiencia hace hincapié en que la sociedad Segovia 21, promotora de la urbanización, “conocía, al momento de ejecución de la construcción, que no se estaba cumpliendo de forma evidente” con el planteamiento urbanístico. Responsabiliza, pues a la sociedad vendedora, Segovia 21, de no llevar a cabo las gestiones como debía. Y por ello no puede requerir a los compradores a que afronten el pago de las cantidades fijadas en los contratos. “En tales condiciones no podemos concluir que la vendedora, al tiempo de requerir a los compradores el cumplimiento de los contratos, hubiera cumplido por su parte todo aquello que le incumbía, no encontrándose en consecuencia en disposición de exigir a los demandados el otorgamiento de la escritura pública con las consecuencias derivadas del mismo; y, por otro lado, si los compradores conocían las circunstancias indicadas, no podemos menos que concluir que tenían base suficiente para oponerse al cumplimiento de los contratos, estando legitimados para impugnar la licencia de primera ocupación y la recepción de la obra urbanizadora, como así hicieron alguno de ellos, con éxito”, argumenta el Tribunal.
La resolución judicial va enumerando y rechazando las distintas partes del recurso presentado hace meses por los representantes legales de Segovia 21. Además recuerdan otras sentencias que ya estimaban viciadas las operaciones comerciales. Cita por ejemplo, la del Juzgado de lo Contencioso Administrativo, que en septiembre de 2016 dejaba constancia de que el abastecimiento de agua no era el proyectado en la ordenación urbanística de la zona; y que tampoco existía autorización para el sistema de depuración de aguas. Tanto el abastecimiento como el sistema de depuración “se han realizado de forma completamente diferente de a lo previsto” en el proyecto de urbanización del bloque de 40 viviendas, insiste la sentencia.
De este modo, los defectos en los servicios básicos que debe tener una vivienda, a pesar de que el Ayuntamiento de Palazuelos de Eresma, entregara la licencia de primera ocupación, han sido determinantes en la resolución de este procedimiento. En una vista oral de febrero de 2016, los compradores de las viviendas —los cuales habían sido demandados por Segovia 21, por no hacer frente a su compromiso de adquisición de la vivienda— defendieron su derecho a rescindir los contratos. Ahora, estos compradores reclamarán su derecho a que se les reintegren las cantidades adelantadas, y supondrá que Segovia 21 les tenga que liquidar alrededor de un millón de euros a todos, a demás de no poder ejecutar las hipotecas subrogadas.

NUEVO PROBLEMA A LA VISTA

La sentencia de la Audiencia Provincial representará un nuevo quebranto económico a la sociedad Segovia 21 y, por consiguiente, a la Diputación Provincial, accionista mayoritaria de la promotora. Además del reintegro que deberá hacerse a los 14 compradores que renunciaron a asumir las viviendas, también se incrementa el número de inmuebles invendidos del complejo de Quitapesares, y no se ejecutan las hipotecas no subrogadas. A pesar de todo, Verae —que podría estar valorando renunciar a continuar llevando este proceso— indicó ayer en un comunicado a la prensa que la sentencia “no produce ningún efecto adverso en las cuentas de Segovia 21”. Añaden que como contrapartida “se recuperan las viviendas, que quedan libres”, y que el problema del agua “está en vías de solución” con la modificación puntual de las normas subsidiarias.

Compartir