Publicidad

Este año, sin toros por la fiesta de Santa Marta. La Asociación de Camareros decidió  suspender este tradicional festejo en la asamblea celebrada a principios de la presente semana, ante la falta de recursos económicos para poder afrontar los enormes gastos que origina la organización y los cada vez menores ingresos procedentes del apoyo institucional y de las firmas patrocinadoras.

Aunque no fue una decisión fácil de adoptar, la asamblea que representa a este colectivo tuvo que rendirse ante la evidencia del elevado coste de este tradicional festejo taurino que desde hace más de ocho décadas pone colofón a las fiestas patronales de los profesionales de la hostelería en Segovia. Javier Bermejo, presidente de la asociación, explicó que la asociación tiene que afrontar desde hace años el déficit que la organización de la becerrada deja en las arcas de este colectivo, que el pasado año alcanzó los 8.000 euros.

“Ha llegado un momento en el que no se puede dar más de si económicamente, y los socios lo han entendido”, explica Bermejo, que señaló que  los gastos han ido creciendo exponencialmente en la misma medida que las trabas burocráticas para poder poner en marcha este espectáculo. Así, recordó que hace 30 años “la plaza de toros cedía gratuitamente sus instalaciones para este espectáculo,  y ahora, los gastos de alquiler del recinto y el coste del pago del personal de la plaza supera los 5.000 euros”.

La venta de entradas no llega tampoco a cubrir el presupuesto total del espectáculo, que se sitúa entre los 13.000 y los 15.000 euros, y el apoyo de las firmas comerciales y de las instituciones es cada vez mas exiguo, lo que hace “insostenible” la organización del espectáculo, en palabras del presidente de los camareros.

Bermejo señala que la decisión es puramente económica  y no tiene que ver con otro tipo de polémicas de corte animalista que se han suscitado en otros lugares; y en este sentido señaló que “nunca hemos tenido presiones”.

Pero Santa Marta tendrá su fiesta en Segovia, y la Asociación de Camareros apuesta por reinventarse para seguir ofreciendo un programa festivo tan atractivo para sus socios como para los segovianos que comparten  esta celebración. Así, los días 3 y 4 de septiembre se prevén un buen número de actividades, que comenzarán en la noche del día 3 con una verbena popular en la Plaza Mayor a cargo de la popular orquesta ‘Pikante’ que será el prólogo a las actividades de la festividad al día siguiente.

La misa, la procesión con la imagen de la santa y la comida en honor de los jubilados serán los actos que tendrán lugar el 4 de septiembre, con alguna que otra sorpresa como la posibilidad de elegir al camarero más diestro en una divertida ‘carrera de bandejas’, que se recuperará tras mucho tiempo de no celebrarse.