Proyecto de la estatua de Abella, en el muro de la cuesta de San Juan. / EL ADELANTADO
Publicidad

A vueltas sigue Segovia con el diablillo. Defensores y detractores de la estatua defienden sus ideas a capa y espada y no hay corrillo en el que no se hable de la estatua, y más después de conocer que el Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 1 ha señalado que “no ha lugar a la suspensión de la ejecución del acto administrativo impugnado”, es decir, ha desestimado la paralización cautelar de la colocación de la estatua del diablillo, solicitada por la Asociación San Miguel y San Frutos.

Ante esta decisión, la viceportavoz de este colectivo ciudadano, María Esther Lázaro Hernanz, explicó que “tenemos que ver si recurrimos la suspensión cautelar, porque el Ayuntamiento ha hecho público solo lo que le interesa, pero el juez ha dicho que no tiene el expediente para entrar en el fondo del asunto”, por lo que aún hay que esperar a la resolución definitiva sobre el hecho impugnado, que es el acuerdo de la Junta de Gobierno Local de aceptar la cesión de los derechos de fundición de la escultura del diablillo.

Así, dijo Lázaro Hernanz, la asociación tiene que decidir “si actuamos ahora o esperamos a la resolución definitiva”. Una resolución que puede demorarse unos cinco o seis meses, ya que primero el Ayuntamiento tiene que aportar el expediente solicitado por el juez; luego la asociación tiene que decidir si sigue adelante con la demanda o no; entonces el Ayuntamiento vuelve a tener un plazo para actuar en consecuencia…, así que “es un procedimiento largo”, aseguró la vicepresidenta de la asociación.

Clara Luquero “Espero que todo el mundo se dé cuenta de que Segovia es una ciudad abierta y progresista”

En cualquier caso, recordó Lázaro Hernanz, “el procedimiento judicial sigue adelante hasta que haya resolución definitiva”, por lo que todavía no es algo seguro que el Ayuntamiento pueda colocar la estatua del diablillo en San Juan.

Sin embargo, la alcaldesa, Clara Luquero, afirmó que “la pondremos lo antes que podamos”, una vez que el Juzgado ha manifestado que no se estima esa solicitud de paralización cautelar.

Respecto a la repercusión que está teniendo este asunto en toda la prensa, tanto nacional como internacional, Luquero dijo que “yo solo espero que se dé cuenta todo el mundo de que esta no es una ciudad llena de personas de mente cerrada, con toques de fanatismo e intolerante; sino lo contrario, que es una ciudad abierta, progresista”.
Y es que, afirmó, “con todo el respeto a las personas que hayan podido sentirse heridas en su dignidad o en sus creencias religiosas, la instalación de la escultura lo único que pretende es recordar la leyenda de construcción del Acueducto y es un proyecto que se ha hecho desde la mejor fe”.

VOX asegura que la estatua es “una birria ridícula” y critica “el ciruelo que luce”

VOX Segovia es el único grupo político que se ha manifestado públicamente en contra de la colocación de la estatua del diablillo y, tras conocerse la medida judicial, hizo público un comunicado en el que asegura que la suspensión cautelar de la colocación de la escultura “no es del agrado de todos los ciudadanos, hiere los sentimientos religiosos y crea crispación entre los vecinos” y añade que “un Fauno o demonio, como lo interpreta la concejala de Cultura, desnudo al lado de un colegio religioso de niñas y de una imagen de la Virgen del siglo XIII no es estético, es vergonzoso, provocador y de mal gusto”.

Asimismo, aseguran desde la formación que “el Fauno estéticamente es horroroso, no tiene nada que ver con la leyenda del Acueducto de Segovia y le llamarán Claudio, no por la autora de su colocación sino por ‘el ciruelo’ que luce y que no es necesario a no ser que esté allí para desafiar, enojar y ofender a los segovianos y turistas”.

En cuanto al principal argumento esgrimido por la concejala de Turismo para su colocación en San Juan, que es diversificar los flujos de visitante y descongestionar en la medida de lo posible la Calle Real, desde VOX lo rechazan ya que, dicen, “un Ayuntamiento no está para intervenir, encarrilar o dirigir al turista, por dónde debe de ir a la Plaza Mayor o al Alcázar, está para informar”.

“VOX Segovia es partidario de la paz y convivencia entre los vecinos de buena voluntad de Segovia y no cree en estos proyectos innecesarios”, afirman desde el partido en un comunicado.

Finalmente, dicen, “si la justicia de hoy en día da el visto bueno a su colocación en la calle San Juan, VOX Segovia con la confianza de la mayoría de los segovianos quitará ese adefesio, esa birria ridícula. Quizás el Ayuntamiento podría poner El Buscón o una estatua de nuestro ciclista más laureado. Las victorias culturales preceden a las electorales como es sabido y VOX lucha y no abandona el combate cultural”.