terraza
Encontrar un equilibrio entre las terrazas, la cartelería y los vecinos, nuevo reto de hosteleros y comerciantes. / N. LLORENTE
Publicidad

El Ayuntamiento de Segovia está trabajando en la aprobación de dos ordenanzas que afectan de manera directa a los hosteleros y los comerciantes de la ciudad, las que regularán, por un lado, los carteles anunciadores y por el otro, las terrazas.

Por lo que respecta a la primera, el objetivo manifestado por el equipo de Gobierno ha despertado cierta inquietud entre los negocios del casco histórico. De hecho, el presidente de la Agrupación Industrial de Hosteleros Segovianos (AIHS), Cándido López, explica al respecto que “estamos un poco disgustados, porque nosotros entendemos que no se debe de prohibir algo, entendemos que hay que regularlo, que hay muchos carteles en la ciudad que realmente afean y de alguna manera empobrecen el entorno histórico tan bonito que tenemos, pero yo entiendo que hay que regularlo, no prohibirlo”.

El objetivo de la Ordenanza reguladora de carteles anunciadores es, precisamente “la regulación de la actividad consistente en la instalación de carteles anunciadores u otros elementos similares, así como objetos que pretendan el mismo fin, en la vía pública, en aras a compatibilizar los intereses públicos con los privados que pudieran resultar afectados, recuperar el dominio público en los supuestos de ocupación ilegítima, sin título legítimo que la ampare, y conseguir que la ciudad de Segovia, en sus zonas especialmente sensibles, no vea alterado su paisaje urbano mediante la instalación y colocación de este tipo de carteles anunciadores que desarmonizan y ocasionan molestias a los usuarios y vecinos, garantizando, por otra parte, a todas las personas la utilización no discriminatoria, independiente y segura de los espacios públicos, con el fin de hacer efectiva la accesibilidad universal”.

Y es que los carteles, tanto de establecimientos hosteleros como comerciales, proliferan por el centro de la ciudad intentado atraer la atención de posibles clientes, pero en ocasiones, impidiendo también el correcto paso de la gente y, lo más criticado, afeando la imagen del centro de Segovia, que no hay que olvidar que es una ciudad Patrimonio de la Humanidad.

Por ello, explica López la AIHS está preparando “una serie de alegaciones, que queremos presentar conjuntamente con la Asociación de Comerciantes Segovianos, porque hay empresarios, tanto de Hostelería como de Comercio, que necesitan, porque es necesario para su negocio, un pequeño cartel que les anuncie, que reclame la atención. Hay otros que no lo necesitamos porque estamos más visibles, más céntricos… Creo que debemos de regularlo, pero no prohibirlo totalmente”.

La propuesta de la AIHS pasa por “unificar la cartelería, hacer unos carteles más sencillos y acorde con el entorno de la ciudad, que no afee el entorno ni las calles ni los rincones de la ciudad. Regulándolo se puede hacer una cosa muy bonita”, asegura López.

ORDENANZA DE TERRAZAS Respecto a la nueva Ordenanza reguladora de las terrazas públicas, cuyas primeras pinceladas están expuestas en la página web del Ayuntamiento para recoger las sugerencias de los segovianos, el presidente de la AIHS explica que también se estudiará al detalle.

El objetivo de la actualización de esta normativa es solucionar determinados problemas surgidos durante el desarrollo temporal de la actual Ordenanza —que data de 2007 y a la que se ya se han ido realizando modificaciones puntuales—, debido al auge que han tenido durante estos años los veladores de los establecimientos hosteleros, incrementando su número de manera considerable. Por ello, se hace necesario encontrar un equilibrio entre los intereses económicos del sector hostelero y los intereses de los ciudadanos, ya que a veces surgen conflictos entre ambas partes.

La nueva normativa recoge limitaciones de espacio, de mobiliario, de publicidad y carteles anunciadores, etcétera. Asimismo, se determinan las multas, que para faltas leves incorpora la suspensión de 15 días de terraza; y para faltas graves incrementa la sanción hasta 2.500 euros y suspensión de un mes de terraza.

Hasta el día de hoy, el Ayuntamiento ha registrado ocho sugerencias —pueden enviarse al correo consultas.publicas@segovia. es hasta el 19 de mayo—, en las que principalmente se muestra el malestar de los vecinos por el espacio que ocupan las terrazas en la vía pública, impidiendo un paso correcto hacia los portales y hacia otros establecimientos comerciales; así como la suciedad que producen los clientes en determinados establecimientos del centro.