La calle Ezequiel González será una de las próximas en las que intervendrá el Ayuntamiento. / KAMARERO
Publicidad

El Ayuntamiento continúa trabajando en diferentes vías de la ciudad y una de las próximas en las que intervendrá es el paseo de Ezequiel González, cuya titularidad es de la Junta de Castilla y León, pero según el acuerdo alcanzado entre ambas instituciones el Consistorio acometerá la renovación de la red de saneamiento —unos trabajos cuyo presupuesto ronda los 100.000 euros, según recordó ayer la alcaldesa, Clara Luquero—; y una vez terminada esta actuación será la Junta la que proceda a asfaltar la calzada.

Sobre este asunto, la concejala de Obras e Infraestructuras, Paloma Maroto, apuntó que la obra de renovación de redes en Ezequiel González “está adjudicada, porque los contratos se firmaron antes de final de año, y ya estamos en contacto con la empresa”.

Sin embargo, añadió la edil que la adjudicataria “tiene problemas para acometer esta obra por capacidad, porque ha dado la coincidencia de que esta empresa se ha quedado con otras dos obras de las últimas adjudicaciones y no es una empresa muy grande, así no tiene capacidad para hacer las tres obras”, ya que al ser tres adjudicaciones distintas hay que llevarlas a cabo de manera simultánea y tienen que empezar en los próximos días.

Por ello, añadió Maroto, lo más probable es que haga una subcontratación. “Las negociaciones están en marcha y ya se ha hablado con Contratación la posibilidad de la subcontrata, en cuyo caso lo que se exige es que la empresa tiene que hacer el 20 por ciento de la obra, es decir, no puede pasar el total de los trabajos a la subcontrata”. Según la concejala, se están desarrollando reuniones con otras empresas que trabajan en Segovia normalmente y “el lunes hay posibilidad de llegar a un acuerdo con una y, si es así, nos sentaríamos nosotros ya con las dos empresas” para solucionar los asuntos burocráticos y comenzar cuanto antes las obras.

En cuanto a los trabajos en sí, Maroto explicó que no son complicados, pues se trata de una calle recta, sin embargo hay que tener en cuenta diversos aspectos, como la circulación —y es que habría que cortar un carril al tráfico rodado para poder desarrollar el cambio de redes—.
Ya cuando la red de saneamiento esté renovada, se pasará el testigo a la Junta, para que asfalte la calzada, previsiblemente en primavera, cuando la climatología es más adecuada para estos trabajos.