07-1-San-Lorenzo-verbena
Una de las verbenas que se celebraron la semana pasada en la Plaza de San Lorenzo. / E. A.
Publicidad

El joven agredido la madrugada del viernes pasado en una verbena del barrio de San Lorenzo fue operado en un hospital vallisoletano el lunes de esta semana y se recupera en su domicilio, según han confirmado fuentes de la familia a El Adelantado, aunque puntualizan que la recuperación “no será cosas de días ni de semanas sino de meses, además de las posibles secuelas psicológicas porque la agresión que sufrió fue de un gran impacto, un shock”.

La investigación policial sigue su curso y a raíz de la campaña que familiares han llevado a cabo desde el día 10 en redes sociales y medios de comunicación han aparecido nuevos testimonios de personas que presenciaron la agresión. Sin embargo, consideran que “cuantos más testigos puedan contribuir a aclarar los hechos, mejor” y por ese motivo han pedido la colaboración de la alcaldesa, Clara Luquero, que ayer hizo un llamamiento público aprovechando la rueda de prensa habitual de los jueves en la que da a conocer los asuntos tratados en la Junta de Gobierno Local, entre otros temas.

Luquero, que calificó de “brutal y gratuita” la agresión sufrida por el joven segoviano de 18 años entre las 3 y las 4 de la madrugada del día 10 en la Plaza de San Lorenzo, mientras la orquesta Pikante ofrecía su espectáculo, ha pedido que acudan a la Comisaría de la Policía Nacional “los ciudadanos que estaban presentes en la verbena y pudieron ser testigos o pudieron ver algo de lo que sucedió para facilitar que se esclarezcan los hechos”.

Añadió que es “una llamada a la ética porque ese tiempo que los ciudadanos tienen para disfrutar de la alegría de la fiesta, de compartirla pacíficamente, no debe verse perturbado por la brutalidad y el salvajismo de algunos”.

Abundando en ese argumento, la regidora recalcó la importancia de que se esclarezcan los hechos que tuvieron lugar en la plaza del popular barrio segoviano, “que se sepa quién fue el autor para que asuma su responsabilidad legal, en este caso penal”.

La alcaldesa indicó que la familia le había pedido que hiciera esta llamada pública “en interés de todos”.

Empujones

Como ya informó El Adelantado, el joven se encontraba con unos amigos en uno de los extremos de la verbena y quiso atravesar la plaza para reunirse con otros amigos en el otro extremo. Cuando estaba en camino parte de los asistentes a la fiesta empezaron a saltar de un lado a otro siguiendo la música y se produjo “una cadena de empujones” en la que se vio envuelto este segoviano que, tras recibir una embestida perdió el equilibrio y a su vez empujó a un hombre, con quien se disculpó, pero sin mediar palabra este le pegó un puñetazo y le tiró al suelo, donde le pateó y siguió golpeándole en la cara, según el relato de la familia.

La misma fuente explicó que el rostro quedó ensangrentado y muy dañado. Uno de sus amigos se percató de la agresión e intentó ayudarle pero también se llevó un puñetazo, aunque el golpe fue más leve. El joven agredido consiguió levantarse por su propio pie y acudir al lugar donde se encontraba el resto del grupo de amigos que inmediatamente pusieron los hechos en conocimiento de la Policía. A partir de ahí recibió la asistencia necesaria y llegó a ingresar en un primer momento en el Hospital de Segovia pero fue derivado a otro centro asistencial de Valladolid por el tipo y gravedad de las lesiones.

Compartir